La Fiscalía de Bruselas pide hasta dos de cárcel para cuatro 'chalecos amarillos' por tirar piedras a la Policía

Actualizado 04/01/2019 18:04:30 CET

BRUSELAS, 4 (EUROPA PRESS)

La Fiscalía de Bruselas ha pedido este viernes penas que van entre el año y los dos años de cárcel para cuatro hombres por su presunta participación en altercados violentos con la Policía en el marco de las manifestaciones de los 'chalecos amarillos' en la capital belga de los pasados 30 de noviembre y 8 de diciembre.

Los cuatro hombres, con edades comprendidas entre los 23 y 44 años, tenían que comparecer este viernes ante el Tribunal Correccional de Bruselas por participar en altercados contra la Policía en el marco de las citadas protestas de los 'chalecos amarillos', acusados de "banda armada en rebelión", pero finalmente uno de ellos no se ha presentado ante el juez, según ha informado la agencia Belga.

Los cuatro habrían participado en altercados con la Policía, tirándoles piedras, durante ambas manifestaciones.

La Fiscalía de Bruselas ha pedido dos años de cárcel para uno de ellos, identificado por las iniciales E.F. de 37 años, por herir presuntamente a un agente de Policía, que sufrió un dedo roto, al tirarle un adoquín en el momento de su detención durante la manifestación del 30 de noviembre.

Otro de los acusados, identificado como S.B, de 44 años, que fue detenido días después de la primera manifestación de los 'chalecos amarillos' en Bruselas, ha reconocido que intentaron atacar a la Policía pero ha lamentado los hechos. "Tengo que pasar el mes con 800 euros", ha alegado.

La Fiscalía de Bruselas también ha pedido una pena de prisión de un año o en su defecto servicios a la comunidad para un joven de 25 años, identificado como T.V, también sospechoso de participar en los altercados.

El cuarto hombre, un joven de 23 años e identificado por las siglas R.A, ha admitido haber lanzado piedras contra la Policía y haber destruido varios semáforos en la manifestación del 8 de diciembre.

La defensa de los acusados han pedido limitar el castigo a servicios a la comunidad por su parte, aduciendo entre otros su "frustración" por las condiciones de vida cada vez "más duras" y el hecho de que no hay suficientes testimonios para comprobar que fueron los que iniciaron los altercados con la Policía. El Tribunal Correccional de Bruselas emitirá su sentencia el próximo 18 de enero.

Unas 500 personas participaron en la manifestación de los 'chalecos amarillos' el 30 de noviembre en el centro de Bruselas para protestar por la caída del poder adquisitivo, en la que se vivieron algunas escenas violentas, incluido varios vehículos policiales quemados y volcados.

Decenas de ellas fueron detenidas, cinco de las cuales fueron puesto bajo arresto judicial y varios días después también fueron detenidos otros dos sospechosos de haber tirado piedras contra la Policía.

En el caso de la segunda manifestación de los 'chalecos amarillos', del pasado 8 de diciembre en la capital belga, unas 450 personas fueron detenidas y diez personas fueron puestas bajo arresto judicial.

Contador