La Fiscalía de Ruanda retira su apelación contra la absolución de la destacada opositora Diane Rwigara y su madre

Diane Rwigara, opositora ruandesa, escoltada a un tribunal en Kigali
REUTERS / STRINGER . - Archivo
Publicado 09/01/2019 16:39:50CET

MADRID, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de Ruanda ha retirado su apelación contra la absolución de la destacada opositora Diane Rwigara y su madre, Adeline Rwigara, quienes fueron acusadas de incitación a la insurrección, entre otros cargos.

El Tribunal Superior de Kigali absolvió el 6 de diciembre a ambas mujeres. En octubre, un tribunal había ordenado la puesta en libertad bajo fianza de Rwigara, a la que se impidió presentarse a las presidenciales de 2017, pero había prohibido a ella y a su madre salir de la capital "sin autorización".

En respuesta al fallo, el fiscal general, Jean-Bosco Mutangana, afirmó que su oficina apelaría, si bien el portavoz de la Fiscalía, Faustin Nkusi, ha desvelado que el Ministerio de Justicia ha intervenido y "no se procederá con la apelación".

El ministro de Justicia, Johnston Busingye, ha confirmado este extremo y ha subrayado que el Gobierno está más interesado en destinar los recursos públicos a otras áreas, según ha informado el diario ruandés 'The New Times'.

"Lo que el tribunal dijo es suficiente, dadas las circunstancias. Hay mejores usos para los recursos públicos que perseguir este caso en apelación", ha sostenido.

Ambas estaban imputadas por "incitación a la insurrección o a crear problemas entre la población", además de evasión fiscal. Diane Rwigara estaba también imputada por "fabricación o falsificación de documentos" y "uso de falsificaciones", mientras que a su madre, Adeline, se le acusaba de "discriminación y prácticas sectarias".

RIVALIDAD CON KAGAME

Rwigara y su madre fueron encarceladas en octubre de 2017. La empresaria y activista de 37 años ha acusado repetidamente al presidente, Paul Kagame, de asfixiar la disidencia y ha criticado a su partido, el Frente Patriótico Ruandés, de ejercer un control casi total desde que se abrió paso al poder tras el genocidio de 1994.

Las últimas elecciones presidenciales, celebradas en 2017, se saldaron con la victoria de Kagame, quien se impuso con más del 98 por ciento de los votos, una amplia mayoría que le permite continuar en el poder más allá de los 17 años que ya llevaba en el cargo.

Una vez ganados los comicios, el actual dirigente de Ruanda podría extender su mandato hasta 2034, lo que podrían suponer casi 40 años de gobierno al frente de la nación africana en caso de seguir repitiendo victoria.

El actual presidente, que tiene 61 años, es el único dirigente que ha conocido Ruanda desde el inicio del nuevo milenio. Comandó la fuerza rebelde que acabó con el genocidio de 1994 y se convirtió en vicepresidente hasta que en el año 2000 escaló a la Jefatura del Estado como presidente de un gobierno interino al que pusieron fin los comicios de 2003, los primeros que ganó.

Kagame se hizo con el reconocimiento de la comunidad internacional por llevar a cabo una recuperación económica, pacífica y rápida tras el genocidio de 1994, cuando unos 800.000 tutsis y hutus moderados perdieron la vida.

Asimismo, el mandatario también ha sufrido duras críticas por parte de grupos de defensa de los Derechos Humanos, que lo han acusado de abusos y torturas, así como de represión contra la oposición y los medios de comunicación independientes.

Contador