Publicado 21/01/2016 19:52CET

La Fiscalía del TPI acusa al LRA de entrenar brutalmente a niños soldado

LA HAYA, 21 Ene. (Reuters/EP) -

La Fiscalía del Tribunal Internacional de la Haya (TPI) ha acusado este jueves al Ejército de Resistencia del Señor (LRA) de usar la violación y la brutalidad para secuestrar a los niños como esclavos sexuales y soldados en su campaña contra el Gobierno de Uganda.

Un niño soldado que ascendió de categoría en el grupo, Dominic Ongwen, también ha sido acusado de masacrar a civiles y de promocionar el canibalismo. Ongwen se enfrenta a 70 cargos de crímenes de guerra y crímenes contra la Humanidad en el Tribunal Internacional de la Haya.

Los fiscales pretenden hacer ver a los jueces del tribunal que se debería celebrar un juicio sobre el caso. El fiscal Ben Gumpert ha explicado a los jueces que el líder de la organización, Joseph Kony, usaba la brutalidad para hacer que los niños trabajaran como soldados para él y que Ongwen tenía un papel en este tipo de actividades.

"Los testigos han explicado cómo instruía a sus escoltas para dar palizas terribles e incluso para matar, cocinar y comerse a civiles que habían sido secuestrados en los ataques en al menos una ocasión", ha asegurado Gumpert.

Ongwen lideró los ataques contra cuatro campos de desplazados en el marco de la campaña sangrienta del LRA. Muchos civiles fueron asesinados y otros secuestrados. Un vídeo tomado por las autoridades de Uganda ha mostrado cómo los rebeldes quemaron las casas y los cuerpos de las víctimas momentos después de que tuviera lugar un ataque de la organización.

Kony fue imputado por el tribunal en 2005 y continua siendo uno de los mayores fugitivos según las autoridades internacionales. Se cree que otros miembros del grupo que fueron imputados por revelarse contra el presidente de Uganda, Yoweri Musuveni, a finales de los años 80, han muerto.

"Todo esto va a ser una pérdida de tiempo", ha afirmado Ongwen. Gumpert ha asegurado que la infancia de Ongwen podía justificar los cargos de los que se le acusa. "Los abusadores de niños probablemente habrían sido objeto de abusos cuando eran niños", ha explicado. Por su parte, los abogados de Ongwen, que se declara no culpable, pedirán la próxima semana que se retiren los cargos.