Publicado 19/06/2020 23:26:09 +02:00CET

Foro Penal alerta del uso de las "desapariciones forzadas" para "silenciar" a disidentes y opositores venezolanos

Manifestante con la bandera de Venezuela en Caracas (Imagen de archivo)
Manifestante con la bandera de Venezuela en Caracas (Imagen de archivo) - GETTY IMAGES / EDILZON GAMEZ - Archivo

MADRID, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

La ONG Foro Penal ha advertido este viernes del "alarmante" uso de las "desapariciones forzadas" por parte del Gobierno del presiente venezolano, Nicolás Maduro, como una "táctica para silenciar a los opositores y disidentes políticos" en el país caribeño.

En un informe publicado junto a la organización de Derechos Humanos Robert F. Kennedy, las ONG han indicado que en 2019 se registraron 524 casos de "desapariciones forzadas" en Venezuela, lo que supone un aumento desde los 200 casos constatados el año anterior.

Así, han advertido de que las mujeres sufren una mayor probabilidad de ser víctimas de este tipo de desapariciones, a menudo para extraer información a sus familiares o para intimidarlos, tal y como recoge el texto, que ha sido publicado tras examinar más de 700 casos de desapariciones.

En total, este tipo de desapariciones afectan a más civiles que militares, si bien del número total de detenidos, hay un mayor porcentaje de desaparecidos entre aquellos que trabajan para las fuerzas venezolanas. El personal militar desaparecido en 2019 tuvo un 95 por ciento de posibilidad de ser torturado, según los datos recabados por las dos organizaciones.

De 1.722 detenciones registradas en 2019, 524 resultaron en "desapariciones forzadas", mientras que en 2018 esta proporción fue de 200 desapariciones para un total de 325 arrestos.

"Nuestro informe detalla un patrón innegable de actos de terror respaldados por el régimen bolivariano", ha indicado Kerry Kennedy, presidente de la ONG, que ha alertado de que en plena pandemia de coronavirus las actividades de la oposición se han visto gravemente obstaculizadas.

Las ONG han señalado, además, que entre los dos años se ha producido un "cambio en el modus operandi". En 2018 las desapariciones tenían lugar en gran medida tras las detenciones, mientras que en 2019 estas se produjeron tras "levantamientos militares y manifestaciones civiles".

"A pesar de que es posible que las desapariciones forzadas hayan aumentado en 2019 debido a que la detención en masa de manifestantes ha sobrepasado la capacidad de las instituciones venezolanas, hay indicios de que estas desapariciones se han normalizado", reza el texto.

En este sentido, las ONG han insistido en que, bajo cualquier circunstancia, "el incremento del uso de las desapariciones forzadas en Venezuela constituye una grave violación de los Derechos Humanos, que a menudo acompaña otras violaciones, como la tortura y las ejecuciones extrajudiciales".

Contador

Para leer más