Francia.-El Gobierno galo triplicará en 2 años las cámaras de vigilancia en todo el país para hacer frente al terrorismo

Actualizado 12/10/2007 20:02:30 CET

PARIS, 12 Oct. (EUROPA PRESS) -

La ministra francesa del Interior, Michèle Alliot-Marie, pretende triplicar de aquí a 2009 el número de cámaras de videovigilancia en toda Francia al considerar que es una "necesidad" para hacer frente al terrorismo y una herramienta frente a la inseguridad.

En una entrevista que hoy publica 'Le Monde', Alliot-Marie explica que la red de transportes de París, que ya cuenta con este tipo de tecnología, tendrá que aumentar las cámaras hasta contar con 6.500 unidades y mejorar la calidad de las imágenes de las que podrá disponer la policía. En cuanto a la situación en el resto del país, ahora sólo 53 de las 230 ciudades importantes están conectadas con los centros de mando de la policía.

Por esto motivo, la titular de Interior ha pedido a los inspectores fomentar de aquí a finales de año la transferencia de imágenes captadas por las cámaras de vigilancia de los municipios. El ministerio correrá con los gastos, que Alliot-Marie cifró en 4 millones de euros.

"Este proyecto forma parte de mi estrategia para hacer del ministerio del Interior un gran ministerio moderno utilizando las tecnologías más innovadoras, incluyendo la videovigilancia, con una dirección que sea capaz de anticipar la evolución de la delincuencia y los riesgos naturales", explica la ministra.

También justifica la medida argumentando que, gracias a este tipo de sistemas de vigilancia se evitaron las últimas tentativas de atentados en Londres, donde el número de cámaras es diez veces el de París. "En Francia la videovigilancia se ha quedado en un estado relativamente embrionario debido a cierta desconfianza y a que se han subestimado los problemas de seguridad", alega.

En todo caso, Alliot-Marie asegura que garantizará especialmente que la seguridad de los franceses esté cubierta sin lesionar el respeto de sus libertades individuales. Además, puntualizó que el uso de aviones de aeromodelismo para las zonas suburbanas se hará sólo en casos puntuales, por ejemplo durante grandes acontecimientos. El proyecto del ministerio del Interior francés tendrá un coste global de entre 5 y 6 millones de euros, según un informe elaborado por la inspección general de la administración a petición de la ministra, y que cifra en unas 340.000 las cámaras actuales autorizadas en Francia.

Dado que algunos establecimientos, como bancos u oficinas de correos están ya bien equipados, el grueso del casi millón de cámaras adicionales irá destinado a transportes y a la vía pública, según el mismo informe.