La futura comisaria de Cooperación dice que condicionar las ayudas no frena la inmigración

Publicado 01/10/2019 11:04:12CET

BRUSELAS, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

La comisaria designada para Cooperación, la finlandesa Jutta Urpilainen, ha defendido que su prioridad si la Eurocámara da su visto bueno al próximo Ejecutivo comunitario será combatir la pobreza, al tiempo que ha dejado claro que condicionar las ayudas de la UE a terceros países no frenará la inmigración a Europa.

"No es posible pensar que con la condicionalidad (de las ayudas) podemos para la inmigración. No es posible", ha subrayado la finlandesa durante su examen ante la Comisión de Desarrollo de la Eurocámara para evaluar su idoneidad para el cargo antes del voto en pleno del conjunto del Colegio de Comisarios, previsto el 23 de octubre.

Urpilainen ha esgrimido que las ayudas al desarrollo apenas representan "una parte" de los flujos financieros a los países en desarrollo y, aunque ha admitido que hay "un nexo entre la política de desarrollo y la migración", la cooperación al desarrollo con los países de origen no puede ser el único instrumento.

"Desde esta perspectiva, la Unión Europea debería tener una política de inmigración y claro la cooperación al desarrollo es una parte, pero no puede ser la única herramienta del paquete", ha defendido, insistiendo en la necesidad de garantizar la "coherencia" con otras políticas como la comercial y la agricultura, entre otros.

En todo caso, ha apostado por mantener la cooperación tanto con "los países de origen como de tránsito" y atajar "las causas en la raíz" de la inmigración, algo que "en muchos casos" se debe a los conflictos, que obligan a la gente a huir de sus países "para mantenerse con vida".

Urpilainen ha prometido consolidar la Alianza entre Europa y África para promover el empleo y desarrollo sostenible y trabajar en "una estrategia europea completa para África" con el futuro Alto Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Josep Borrell, y otros comisarios, que incluya precisamente también el comercio, la agricultura o el medio ambiente, al tiempo que ha dejado claro que se necesita invertir "más" en África y lograr una mayor implicación del sector privado.

Así, la finlandesa ha asegurado que ella y Borrell tienen "voluntad" de trabajar juntos. "La cooperación al desarrollo debe ser parte de las relaciones externas", ha defendido, subrayando las "muy buenas discusiones" que han tenido en sendos encuentros.

"Tenemos que cambiar nuestra vieja narrativa sobre África como un continente de inestabilidad y pobreza y en su lugar tenemos que trabajar con los brazos abiertos con África como un contingente joven de esperanza y oportunidad", ha defendido, al tiempo que ha avanzado que priorizará la conclusión de un acuerdo post Cotonú con los países de la región de África, el Caribe y el Pacífico.

La finlandesa ha defendido que "la UE será la guardiana del multilateralismo y el orden mundial basado en normas" y ha dicho que su "ambición" es "erradicar la pobreza a través de la cooperación internacional y la ayuda al desarrollo".

"Los Objetivos de Desarrollo Durable serán mi compás", ha avanzado, dejando claro que cumplirlos también está en el interés europeo para garantizar la sostenibilidad del planeta, combatir la inseguridad y el conflicto y la inmigración forzada.

En este contexto, ha apoyado "usar el Semestre Europeo para (lograr) el cumplimiento de los ODD" en los Estados miembro.

Junto con el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Durable de la ONU y erradicar la pobreza, la finlandesa ha prometido que trabajará para combatir las desigualdades y promover la igualdad de género. "La educación y empoderar a las mujeres y las niñas es una condición previa para crear sociedades verdaderamente inclusivas", ha concluido.

También ha prometido que si se constata "corrupción" en países terceros la UE parará su financiación --vía ayuda presupuestaria-- a los Gobiernos de países terceros.

Contador

Para leer más