Georgia.- ACH alerta de que el número de desplazados en Osetia del Sur se cuenta por miles y necesitan ayuda

Actualizado 19/08/2008 16:17:46 CET

MADRID, 19 Ago. (EUROPA PRESS) -

Acción contra el Hambre (ACH) alertó hoy de que sólo en Kutaisi, la segunda ciudad más grande de Osetia del Sur después de Tiflis, son ya 13.000 los desplazados georgianos fruto del conflicto armado, que se alojan en 17 centros colectivos y "dependen totalmente de la ayuda externa para obtenr agua potable y alimento".

La organización, que envió hoy un nuevo retén de emergencias para apoyar la labor que ya está realizando en el país, señala que en la capital "hay al menos otros 11 centros que requieren una asistencia urgente y en Kutaisi los lugares de acogida no tienen la capacidad necesaria para atender a toda la población".

Además, los habitantes de la región tienen que hacer frente a una subida de precios generalizada en los productos básicos. Según un seguimiento realizado por ACH, "en tan sólo un mes el precio de alimentos como el arroz se ha duplicado, y el pan, la harina y otros productos básicos también han sufrido fuertes incrementos".

En las próximas semanas la organización pondrá en marcha una intervención de urgencia para proporcionar agua potable y alimento a aproximadamente 8.000 personas en Kutaisi y llevará a cabo una evaluación más detallada de la situación en varios centros de Tiflis para una segunda intervención.

"El problema principal reside en la identificación de los nuevos desplazados. El conflicto entre Georgia y las repúblicas secesionistas ha provocado miles de desplazados internos durante años a los que se suman los cerca de 13.000 que han llegado estos últimos días" explicó el responsable geográfico de la organización para Cáucaso, Vincent Stehli.

Acción contra el Hambre trabaja en Cáucaso desde 1995, en proyectos de agua y saneamiento, nutrición y seguridad alimentaria que benefician a casi 60.000 personas. La organización es la única ONG española presente en la zona, concretamente en Zugdidi y Abjazia, donde ha puesto en marcha micro empresas, proyectos entre comunidades enfrentadas y iniciativas de apoyo a los agricultores afectados por el conflicto.