Publicado 05/04/2019 16:43CET

Georgianos desplazados por la guerra ocupan un edificio para reclamar su realojo

Georgia.- Georgianos desplazados por la guerra ocupan un edificio para reclamar
REUTERS / MAXIM SHEMETOV

TIFLIS, 5 Abr. (Thomson Reuters Foundation/EP) -

Docenas de familias georgianas han ocupado esta semana un bloque de pisos en construcción en Tiflis para mostrar su descontento y frustración, ya que llevan esperando desde hace más de una década el realojo que les prometió el Gobierno tras ser desplazados por la guerra en Abjazia y Osetia del sur.

Más de 280.000 georgianos fueron desplazados de sus hogares a principios de los 90, con la disolución de la Unión Soviética, y de nuevo en 2008 con la guerra de cinco días entre Georgia y Rusia en las regiones de Abjazia y Osetia del Sur.

La mayoría de estos desplazados fueron realojados con programas gubernamentales, pero cerca de 40.000 siguen esperando un nuevo hogar, según los datos oficiales. De momento viven en edificios abandonados, en pisos alquilados o con familiares.

"Llevo esperando un piso 27 años", ha señalado Nellie Jikia, una mujer nacida hace 75 años en Abjazia y que estuvo entre las más de 100 personas que irrumpieron el lunes en un edificio en construcción en la capital del país, Tiflis.

Allí han estado cuatro días para exigir su reubicación en pisos, mientras las autoridades rodearon en edificio para negociar con ellos. Jikia ha descartado pasar una noche más con frío y sin comida.

Este viernes por la mañana, todos los ocupantes han cesado su protesta, incluidas dos mujeres que estaban en huelga de hambre, según ha informado el Ministerio de Personas Desplazadas Internamente de Georgia.

Georgia pone a disposición de las familias pobres desplazadas por el conflicto una pequeña compensación económica, además de construir apartamentos y ayudar con las hipotecas para reacomodar a todos ellos. Sin embargo, empieza por los más vulnerables, lo que acarrea desazón entre los que no son elegidos.

"La frustración es perfectamente entendible ya que muchos de ellos llevan esperando años", ha reconocido el presidente del Consorcio de ayuda legal de Georgia, una ONG. Según sus datos, el Gobierno aloja actualmente a unas 2.000 familias al año, aunque ha lamentado que eso es solo el 5 por ciento de los que lo necesitan.

El Ministerio de Personas Desplazadas Internamente ya ha anunciado que investigará los casos de las personas que han ocupado el edificio, pero ha adelantado que no deben esperar un tratamiento especial. "Cada familia tendrá su resolución en línea con las normas vigentes", ha explicado la portavoz del Ministerio, Marika Matiashvili.

Para leer más