3 de junio de 2020
 
Publicado 08/03/2020 16:28:58 +01:00CET

Ghani y Abdulá agudizan la crisis política afgana al prepararse para jurar sus cargos al mismo tiempo

Ashraf Ghani y Abdulá Abdulá
Ashraf Ghani y Abdulá Abdulá - EMBAJADA DE EEUU EN AFGANISTÁN/EP - Archivo

MADRID, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, y el actual jefe del Ejecutivo afgano, Abdulá Abdulá, se están preparando para celebrar este lunes al mismo tiempo su toma de juramento en una muestra más de la profunda crisis que atraviesa el Gobierno afgano tras las polémicas elecciones presidenciales de septiembre que Abdulá, el gran derrotado, denunció como fraudulentas.

Desde la publicación de los resultados el mes pasado, Abdulá ha comenzado a organizar, denuncian desde la Presidencia, un "gobierno paralelo" al nombrar a gobernadores provinciales leales a su persona, o bien contrarios a Ghani, en medio de los delicados prolegómenos de las conversaciones de paz con los talibán.

Abdulá ha confirmado este domingo a través de su oficina el fracaso de las conversacoiones con el enviado especial de Estados Unidos, Zalmay Khalilzad, para "encontrar una solución" al asunto, aunque no se descarta un cambio de opinión hasta última hora, según ha informado su portavoz, Fraidun Juazun, a Tolo News.

"Hemos presentado nuestro plan al señor Jalilzad para dárselo al otro lado (la oficina de Ghani). Su plan ha sido recibido por nosotros a través del señor Jalilzad. Desde entonces, no hemos alcanzado ningún resultado tangible", ha lamentado el portavoz.

Para los políticos afganos consultados por Tolo News, dos juramentos simultáneos suponen un claro gesto de debilidad que llevará al país a una nueva crisis, y expertos como el ex jefe de la Dirección Nacional de Seguridad -- la principal agencia de Inteligencia y Seguridad del país --, Ramatulá Nabil, "un duro golpe a la moral de las tropas".

"Dos ceremomnias, dos listas de recomendaciones para las negociaciones con los talibán, dos propósitos diferentes", ha enumerado el analista Shahab Hakimi. "El orden político y social de Afganistán se verá afectado y los recursos financieros del gobierno, que están bajo el control de algunas personas, serán 'saqueados'".

Para leer más