Ghani se declara listo para un alto el fuego en el Ramadán por consejo de la 'Gran asamblea' de la paz

Afganistán.- Los afganos demandan en la Loya Yirga un alto el fuego al Gobierno y los talibán
REUTERS / OMAR SOBHANI
Publicado 03/05/2019 14:15:41CET

La 'Loya Jirga' anuncia un calendario de retirada de tropas de EEUU y recomienda un equipo negociador que aglutine a toda la sociedad

MADRID, 3 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, ha asegurado este viernes que su gobierno está preparado para declarar un alto el fuego total durante el Ramadán, a partir del próximo domingo, siguiendo los consejos de la recién terminada 'Gran asamblea' de la paz, y siempre y cuando los talibán "se muestren igualmente receptivos".

Como gesto de buena voluntad, Ghani ha anunciado la próxima liberación de 175 prisioneros talibán y ha invitado a una delegación insurgente a Kabul o al lugar de su elección para recibirles.

"Estoy preparado para poner en práctica esa demanda legítima que me habéis presentado que es el alto el fuego", ha proclamado Ghani ante los 3.200 delegados, aproximadamente, que conforman la llamada 'Loya Jirga'.

"Creo que mis fuerzas de seguridad son lo suficientemente valientes y poderosas como para aplicar la disciplina que requiere un cese de hostilidades. Y si los talibán están listos, creo que podremos resolver los detalles técnicos", ha asegurado en su discurso de clausura de la asamblea, recogido por Tolo News.

En el foro han podido hablar decenas de mujeres que han defendido la necesidad de no dar marcha atrás a los avances en materia de derechos de las mujeres conseguidos desde que en 2001 fue derrocado el régimen islamista radical de los talibán, que prohibía la educación de las mujeres y el burka era obligatorio.

El presidente se ha comprometido a estudiar ésta y otras demandas presentadas por la asamblea, como la aceleración del actual y difícil proceso de paz con los insurgentes, liderado por Estados Unidos y Qatar, como sede de negociaciones, y la apertura de conversaciones directas entre el Gobierno afgano y los talibán, tarea difícil habida cuenta del desprecio de los insurgentes hacia las autoridades de Kabul, a las que consideran un títere norteamericano.

MÁS DE VEINTE PETICIONES

La asamblea ha concluido con la publicación de un documento con 23 peticiones que el Gobierno considerará en los próximos días, comenzando por el deseo expreso de alcanzar una "paz duradera en el país", cuyo futuro deberá estar caracterizado por una "visión unificada del Islam" y la preservación del actual sistema de república islámica

La asamblea ha pedido además el respeto total durante el proceso de paz a los derechos básicos de todos los afganos, incluidos los derechos de las mujeres y su derechos a la educación, así como la consolidación de un Ejército y unas fuerzas de seguridad capacitadas para preservarlos.

En lo que atañe a las conversaciones, los representantes de la asamblea han confirmado que están preparando un calendario idóneo para la retirada de tropas estadounidenses en Afganistán, la gran demanda de los talibán para comenzar las negociaciones directas con Kabul.

No obstante, la asamblea ha recomendado a todas las partes involucradas que se abstengan, en la medida de lo posible, de imponer condiciones para sentarse a la mesa de negociaciones, así como "flexibilidad" hacia las circunstancias de los presos, cuya liberación recomienda "como un gesto de buena voluntad y para crear un ambiente de confianza".

Por otro lado, la asamblea pide "a la comunidad internacional y a los países de la región que coordinen sus esfuerzos de paz con el gobierno afgano y coloquen al Gobierno de Afganistán en el centro de estos esfuerzos". A cambio, "el Gobierno afgano debe acelerar sus consultas con figuras influyentes en el país sobre los esfuerzos de paz y sobre el inicio de conversaciones directas con los talibán".

La asamblea recomienda por último que de estas consultas aparezca un equipo negociador formado por medio centenar de representantes entre los que se incluyan antiguos líderes yihadistas, eruditos religiosos, minorías y mujeres.

Contador

Para leer más