Actualizado 14/03/2014 19:46 CET

El Gobierno argentino, dispuesto a negociar con el Club de París cuando reciba "la notificación formal"

El jefe de Gabinete del Gobierno de Argentina, Jorge Capitanich (izda).
REUTERS

BUENOS AIRES, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El jefe de Gobierno de Argentina, Jorge Capitanich, ha expresado la disposición del país sudamericano de renegociar las condiciones de pago de los 9.500 millones de dólares que debe al Club de París, una vez reciba la "notificación formal".

"Hemos invitado al Gobierno de Argentina a venir a negociar a París en mayo un acuerdo sobre sus atrasos con los acreedores del Club de París", ha dicho a la agencia de noticias Reuters la secretaria general del organismo financiero, Clotilde L'Angevin.

En la rueda de prensa celebrada hoy, Capitanich ha explicado que el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner no ha recibido "la notificación formal", indicando que, "cuando lo haga, se propiciarán las negociaciones correspondientes".

El jefe del Ejecutivo ha explicado que ello implicará "una relación directa y bilateral con los países miembros" del Club de París para "discutir plazos" e "instrumentos y condiciones de pago", de acuerdo con la agencia de noticias Télam.

El pasado mes de enero, el ministro de Economía de Argentina, Axel Kicillof, se reunió con el presidente del Club de París, Ramón Fernández, para exponerle las propuestas del Gobierno argentino para el pago de su deuda.

Argentina ha intentado en varias ocasiones llegar a un acuerdo con el Club de París para cancelar la deuda que el país dejó de honrar tras la masiva cesación de pagos del año 2001. Pero la negativa del organismo financiero a dar una quita frustró las negociaciones.

DEUDA ARGENTINA

En anteriores comparecencias ante los medios de comunicación, Capitanich ha aclarado que un eventual acuerdo con el Club de París no pondrá en riesgo las condiciones de pago del país sobre otras obligaciones financieras.

"El instrumento de pago debe ser compatible con el flujo de servicios de capital e intereses de la deuda que tenemos. Esa es la condición básica de negociación que tenemos", dijo el pasado mes de enero.

Capitanich explicó que Argentina deberá afrontar este año vencimientos de deuda por valor de unos 5.500 millones de dólares, cifra que aumentará en 2015, para luego reducirse entre 2016 y 2019, según las expectativas del Gobierno.

Hasta ahora, el Ejecutivo de Fernández de Kirchner ha usado las reservas del Banco Central para pagar los vencimientos de deuda en moneda extranjera, lo que ha provocado que éstas hayan caído más de un 30 por ciento desde 2012.

Un eventual acuerdo con el Club de París abriría nuevas fuentes de financiación internacional a la tercera economía latinoamericana y ayudaría a apuntalar las reservas de su Banco Central.