Actualizado 06/02/2015 21:45 CET

El Gobierno argentino: Nisman trabajaba como un "soldado" para un exjefe de Inteligencia

Alberto Nisman, fiscal del caso AMIA
MARCOS BRINDICCI / REUTERS

BUENOS AIRES, 6 Feb. (Reuters/EP) -

El secretario de la Presidencia de Argentina, Aníbal Fernández, ha asegurado que el fiscal Alberto Nisman, que murió en extrañas circunstancias mientras investigaba el atentado contra la AMIA, servía como "un soldado" al ex jefe de Operaciones de Inteligencia Antonio Stiusso.

En una entrevista concedida a Reuters, Fernández ha considerado que Stiusso empujó a Nisman a presentar una denuncia contra la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, y otros miembros de su Gobierno por encubrir a los sospechosos del atentado contra la AMIA.

Fernández se ha aferrado a la teoría de que Stiusso manipuló a Nisman proporcionándole información falsa para vengarse de la mandataria por despedirle en la reestructuración de la Secretaría de Inteligencia realizada en diciembre.

"No tengo dudas de que esto forma parte de las represalias por parte de Stiusso por haber sido desplazado de la Secretaría de Inteligencia", ha dicho, explicando que Fernández de Kirchner le despidió "porque hay cosas que ya no se pueden soportar".

Así, el portavoz de la Casa Rosada no ha dudado al afirmar que "la denuncia (de Nisman)", basada en la información que le proporcionaba Stiusso, "siempre estaba dirigida a impactar sobre la figura de la presidenta".

"Stiusso le dio al fiscal una escucha teóricamente de un servicio de Inteligencia, que no era un servicio de Inteligencia y que Stiusso sabía que no era servicio de Inteligencia", ha afirmado el secretario de la Presidencia.

Con todo ello, ha especulado que Nisman ni siquiera escribió la denuncia. "Creo que él, en su condición de soldado del ejército de Stiusso, terminó firmando, pero nadie que sabe de Derecho puede firmar esa cosa porque es de una calidad jurídica menos diez", ha indiciado.

EN BUSCA DE STIUSSO

El Gobierno ha liberado a Stiusso de su obligación de "guardar secreto" para que "cuente todo" lo relacionado con el caso AMIA y la muerte de Nisman. Se espera que la fiscal Viviana Fein lo cite a declarar de forma inminente.

"Que hable, que cuente todo lo que quiera. Si la presidenta ha liberado sus limitaciones para poder expresarse, ahora se puede expresar con lo que quiera," ha dicho Fernández.

Sin embargo, el jefe de la Secretaría de Inteligencia, Óscar Parrilli, ha advertido de que será difícil que Stiusso comparezca ante la Fiscalía porque ya se le ha buscado en los tres domicilios que tiene a su nombre y no ha aparecido.

MUERTE DE NISMAN

El cadáver de Nisman fue encontrado alrededor de las 22.00 (hora local) del 18 de enero en su casa, ubicada en el 13º piso de la torre Le Parc, en Buenos Aires. El fiscal del caso AMIA estaba tendido en el baño y con un disparo encima de su oreja derecha.

Aunque en un principio se barajó la hipótesis del suicidio, ahora tanto la familia como los investigadores lo han descartado. El Gobierno, por su parte, apunta a un complot de la Secretaría de Inteligencia para derrocar al 'kirchnerismo'.

La muerte de Nisman ha causado una gran conmoción porque se produjo una semana después de que el fiscal acusara a Fernández de Kirchner, y a su ministro de Exteriores, Héctor Timerman, de encubrir a los iraníes sospechosos del atentado.

El atentado contra la AMIA tuvo lugar el 18 de julio de 1994 en Buenos Aires y se saldó con 85 muertos y 300 heridos, convirtiéndose así en el mayor ataque terrorista perpetrado hasta ahora en suelo argentino.

A pesar de ello, sigue sin resolver porque los sospechosos, cinco iraníes entre los que se encuentran el ex presidente Akbar Hashemi Rafsanjani y el ex ministro de Defensa Ahmad Vahidi, nunca han sido interrogados.

Para leer más