Publicado 21/12/2021 18:40CET

El Gobierno brasileño compara el posible pacto de Lula y Alckmin con el cruce de un puerco espín y un capibara

Ciro Noguiera y Jair Bolsonaro.
Ciro Noguiera y Jair Bolsonaro. - ANDRESSA ANHOLETE/GETTY IMAGES

MADRID, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

El jefe de Gabinete de Brasil, Ciro Nogueira, ha mostrado este martes sus dudas sobre la posible unión entre el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y el exgobernador de Sao Paulo Geraldo Alckmin de la que se viene hablando en las últimas semanas y ha comparado dicha posibilidad con el cruce de un puerco espín y un capibara.

"Es como el cruce de un puerco espín con un capibara, no sé lo que va a pasar", ha dicho Nogueira, quien fuera aliado del expresidente Lula y quien ahora dice sentirse más "ligero" y "libre" junto a Bolsonaro, durante su intervención en un evento promovido por el diario 'Valor Económico'.

"No lo veo como un solo electorado porque el electorado para presidente no es uno que suma dos y dos, son trayectorias distintas, electores que tienen un pensamiento muy diverso y no veo que tenga mucha posibilidad de éxito", ha asegurado ante esta eventual candidatura entre Lula y Alckmin, aún por confirmar.

En es sentido, Nogueira confía en el triunfo del presidente, Jair Bolsonaro, más cuando el posible candidato del Partido de los Trabajadores (PT) es solo una "ilusión óptica", un Lula, afirma, que intenta hacerse el "simpático" y "esconder" sus fotografías con la expresidente Dilma Rousseff.

"El Lula que estamos viendo es una ilusión óptica, no es ese Lula de campaña, no es ese Lula simpático, él va a tener que hacer campaña con personas que tienen un rechazo muy grande en el país. Está intentando esconder sus fotos con Dilma, acercarse a otras posturas", ha valorado Nogueira.

Si bien el expresidente estaría buscando "atraer" el voto de centro con esta posible unión con Alckmin, "el Lula que va a gobernar es el Lula de Dilma", según ha insistido Nogueira, enumerando a su vez a otras figuras de los Gobierno del PT señalados por casos de corrupción, como José Dirceu o Gleisi Hoffmann

"Las personas con buen juicio" elegirán de nuevo a Bolsonaro, ha asegurado un Nogueira bajo el argumento de que "existe un sentimiento en el pueblo de que la reelección es prácticamente un derecho del gobernante (...). En la historia de Brasil nunca se ha dejado de reelegir a un presidente", ha dicho.

"¿Lo fundamental para la reelección? Si la gente ve que su vida está cambiando, no cambian el sentido del voto, dan una oportunidad al gobernante y a lo que está haciendo con el país y no hay posibilidad de que Brasil no crezca el año que viene. Creo que para mayo el país estará en plena recuperación económica y el escenario electoral será completamente diferente", ha dicho.

La semana pasada se hizo efectiva la salida de Alckmin del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), después de más de treinta años en sus filas, reforzando así la tesis de una candidatura conjunta con Lula para las elecciones presidenciales del próximo año en la que iría como vicepresidente.

En un encuentro celebrado el pasado fin de semana, Lula minimizó la pasada rivalidad que mantuvo con Alckmin, una de esas figuras de la derecha moderada con las que la izquierda brasileña estaría dispuesta a ir de la mano para incluir el mayor número de inquietudes políticas con el fin de derrota a Jair Bolsonaro.

Para leer más