El Gobierno da 24 horas a Carabineros para señalar a los culpables de la agresión a un manifestante

Publicado 02/06/2015 19:31:35CET

SANTIAGO, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Michelle Bachelet ha dado 24 horas a Carabineros para señalar a los agentes que decidieron usar un cañón de agua contra el joven Rodrigo Avilés en la marcha estudiantil del pasado 21 de mayo en la ciudad chilena de Valparaíso, causándole heridas graves.

"Ya le hemos manifestado al alto mando que la investigación administrativa interna que está realizando tiene que determinar a los responsables de los hechos en las próximas 24 horas", ha dicho el subsecretario de Interior, Mahmud Aleuy, según 'El Mercurio'.

Avilés, alumno de Letras de la Universidad Católica de Chile, se ha convertido en uno de los símbolos del movimiento estudiantil tras quedar en coma por la actuación de un grupo de carabineros en el marco de la marcha del 21 de mayo.

El joven, de 28 años de edad, participaba en la protesta, con motivo de la comparecencia anual de Bachelet ante el Congreso, para exigir una educación pública, gratuita y de calidad, cuando comenzaron los desmanes, de acuerdo con testigos.

Al parecer, aunque Avilés marchaba pacíficamente recibió un chorro de agua directo de Carabineros que le tumbó en el suelo. La conmoción cerebral le ha dejado en coma y, aunque su estado de salud ha mejorado en las últimas 72 horas, sigue grave.

El cuerpo de seguridad ha abierto una investigación interna, pero hasta ahora solo ha cesado al sargento segundo de la 40ª Comisaría de Fuerzas Especiales de Santiago Manuel Noya Pavis, que ha confesado que manejaba el cañón de agua.

"En ningún momento vi a Rodrigo: fue un lamentable accidente", dijo en una entrevista a TVN. "Me bajé y le atendí en el suelo. De hecho, nosotros dimos cuenta inmediatamente de que había una persona que estaba siendo pisoteada por la muchedumbre", sostuvo.

Para leer más