Actualizado 27/05/2014 18:47 CET

El Gobierno griego "no tiene ninguna intención" de convocar elecciones anticipadas

MADRID, 27 May. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno griego "no tiene ninguna intención" de convocar elecciones anticipadas tras el mal resultado obtenido en las elecciones europeas y municipales del domingo como le reclama el líder del izquierdista Syriza, Alexis Tsipras, cuya formación fue la fuerza más votada.

Así lo ha asegurado este martes su portavoz, Simos Kedikoglou, en una entrevista en una televisión helena, en la que ha dicho que "no prevé ningún obstáculo que (el Gobierno) no sea capaz de superar" respecto a las leyes y reformas que quiere sacar adelante en el Parlamento en los próximos meses. El Gobierno de coalición tiene una mayoría de tres escaños en la cámara.

Por otra parte, Kedikoglu ha acusado a Syriza de negarse a participar en negociaciones entre el Gobierno heleno y los acreedores internacionales de su deuda, incluso en el papel de observador. "Es obvio que no saben mucho sobre cómo se realizan las negociaciones a nivel europeo", ha opinado, en declaraciones recogidas por el diario 'Kathimerini' en su edición digital.

"Ellos se creen que las negociaciones se celebran en una sala oscura donde uno puede dar un puñetazo en la mesa y actuar con dureza", ha añadido el portavoz.

En las elecciones europeas, Syriza consiguió el 26,5 por ciento de los votos, mientras que Nueva Democracia, el partido del primer ministro conservador, Antonis Samaras, logró el 22,7 por ciento y su socio de coalición, los socialistas del PASOK, el 8 por ciento.

Respecto a estos resultados, Kedikoglou ha dicho que el Gobierno ha "recibido el mensaje claramente" y ha reconocido que "la sociedad ha llegado a su límite tras dos años de dolorosa pero necesaria recesión". En este sentido, ha dicho que el Gobierno está barajando una serie de medidas para aliviar el peso sobre los contribuyentes y apoyar a los grupos sociales más vulnerables.

PETICIÓN DE TSIPRAS

Este lunes Tsipras había denunciado la "discordancia" que existe entre la voluntad popular expresada en las europeas y la configuración actual del Parlamento después de reunirse con el presidente griego, Karolos Papoulias.

Tsipras argumentó que el actual Parlamento no cuenta con la legitimidad necesaria para aprobar ninguna ley ni elegir al próximo presidente del país, en febrero del año próximo. De hecho, recordó que si se trasladaran a unas legislativas, los resultados de las europeas provocarían que la coalición gobernante Nueva Democracia-Movimiento Socialista Panhelénico pasara de controlar 162 a controlar 94 de los 300 escaños del Parlamento.

Por ello, Tsipras reclamó la celebración de elecciones anticipadas "para restablecer la normalidad democrática de forma organizada y tranquila". "En política, como en la vida, hay que saber ganar y saber perder", argumentó.

Para leer más