El Gobierno de Israel permitirá cámaras en los colegios electorales pese a la oposición de la comunidad árabe

Actualizado 08/09/2019 21:49:59 CET
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu - Aaron Chown/PA Wire/dpa

JERUSALÉN, 8 Sep. (Reuters/EP) -

El Consejo de Ministros del Gobierno israelí ha aprobado este domingo llevar al Parlamento una iniciativa legal para permitir cámaras en los colegios electorales pese a las críticas sobre el posible carácter disuasorio que podría tener para los ciudadanos árabes israelíes.

El primer ministro, Benjamin Netanyahu, ha convertido el fraude electoral en uno de los temas centrales de campaña para lograr un quinto mandato en los comicios del próximo 17 de septiembre y ha advertido de que podrían robarle el triunfo si los resultados son ajustados.

En las elecciones anteriores, de abril, los interventores del Likud, el partido de Netanyahu, llevaban cámaras en el cuerpo principalmente en las circunscripciones con votantes árabes, lo cual fue criticado por la intimidación que podría provocar.

Netanyahu ha explicado que la nueva ley --que será previsiblemente aprobada por la Knesset o Parlamento israelí para que sea efectiva para los próximos comicios-- los interventores podrán utilizar sus teléfonos móviles para grabar vídeos fuera de las cabinas de votación.

"Todo el mundo graba", ha afirmado Netanyahu durante el Consejo de Ministros. "En las tiendas hay cámaras, ¿por qué los colegios electorales deben ser el único lugar en el que no se puede grabar?", ha argumentado, al tiempo que ha prometido que se preservará el secreto del voto.

El líder del partido Lista Árabe Conjunta, Ayman Odé, ha reprochado a Netanyahu a través de Twitter que busca "activar un voto del miedo" de la derecha y "suprimir el voto árabe". "Está preparando el terreno para el día en que dirá 'los árabes han robado las elecciones' y así cuestionar los resultados si pierde", ha añadido.

El principal rival del Likud es el Partido Azul y Blanco coliderado por Yair Lapid, quien ha criticado la iniciativa legal por ser "racista".

Los árabes suponen el 21 por ciento de la población israelí y suelen votar por partidos árabes, de centro o izquierda, pero no por la derecha israelí.

Contador

Para leer más