El Gobierno de RDC pide calma ante las denuncias sobre irregularidades y descarta anular los resultados electorales

Varios congoleños miran una lista de votantes en Goma, en el este de República Democrática del Congo (RDC), de cara a las elecciones generales del 20 de diciembre de 2023 (archivo)
Varios congoleños miran una lista de votantes en Goma, en el este de República Democrática del Congo (RDC), de cara a las elecciones generales del 20 de diciembre de 2023 (archivo) - Europa Press/Contacto/Stringer
Publicado: viernes, 29 diciembre 2023 15:14

MADRID, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de República Democrática del Congo (RDC) ha hecho un llamamiento a la calma ante las denuncias en torno a las irregularidades en las elecciones generales celebradas la semana pasada y ha descartado la posibilidad de anular los resultados, a pesar de las dudas vertidas sobre su legitimidad por parte de varios importantes candidatos opositores.

"La idea es que todo el mundo tenga cuenta lo sensible de este proceso", ha explicado el ministro de Comunicación y portavoz del Ejecutivo congoleño, Patrick Muyaya, quien ha destacado que las elecciones "son un proceso complejo que afecta a más de 44 millones de electores y más de 100.000 candidatos en un país que quiere consolidar su democracia".

"Todos debemos garantizar que, desde nuestras posiciones, actuamos y decimos cosas que sirvan para consolidar la democracia", ha destacado, antes de criticar que la oposición "se prepara para rechazar las elecciones" desde el inicio de la votación. "Es un problema de coherencia, ya que participaron", ha argüido, antes de insistir en que "el juego limpio requiere que los opositores participen en el juego hasta el final y que, si quieren apelar, lo hagan a través de vías legales".

Así, Muyaya ha hecho referencia a la convocatoria de manifestaciones por parte de varios candidatos, incluida una el miércoles en la capital, Kinshasa, que no contó con la autorización del Gobierno y que derivó en unos enfrentamientos que se saldaron con al menos una decena de heridos. "Vamos a garantizar que la seguridad y el orden público se mantienen", ha dicho, según ha recogido la emisora francesa Radio France Internationale.

El portavoz del Gobierno congoleño ha reconocido sin embargo "dificultades" durante la jornada de votación, incluidos retrasos en la apertura de colegios electorales y problemas con las máquinas de votación, si bien ha reseñado que "también hay que tener en cuenta la gran movilización de los votantes congoleños, que esperaron diez y doce horas sin impacientarse ni llevar a cabo actos de violencia o de revuelta".

Por su parte, la misión de observación electoral de Conferencia Episcopal Nacional de Congo (CENCO) y la Iglesia de Cristo en Congo (ECC) destacó el jueves que la votación estuvo marcada por "numerosas irregularidades susceptibles de afectar la integridad de los resultados en varios de los escrutinios", antes de destacar que "uno de los candidatos se ha desmarcado con mucha distancia del resto, con más de la mitad de los votos para él", en aparente referencia al presidente, Félix Tshisekedi, según ha informado el portal congoleño de noticias 7sur7.

Según los datos provisionales de la comisión electoral, Tshisekedi marcha en cabeza en el recuento con cerca del 79 por ciento de los votos, con el opositor Moise Katumbi en segundo lugar con el 14,27 por ciento de las papeletas. Por su parte, Martin Fayulu habría recabado el 4,23 por ciento de los apoyos. Ambos han denunciado numerosas irregularidades durante la votación, que tuvo que ser prorrogada durante dos días por retrasos en la apertura de colegios electorales, algunos de los cuales fueron atacados.

Alrededor de 44 millones de personas elegirán al presidente, el Parlamento y a sus representantes en asambleas regionales y consejos locales, siendo así la primera ocasión en la que el país celebre comicios después de una transición democrática --tras las elecciones de 2018, cuando Tshisekedi sucedió a Joseph Kabila-- desde la independencia, en 1960. Tshisekedi aspira a un segundo mandato al frente del país africano tras una campaña marcada por la tensión.

Tshisekedi, hijo del histórico líder opositor Étienne Tshisekedi --fallecido en 2017--, se enfrenta a un total de 21 candidatos tras una campaña marcada por la desconfianza en torno al papel de la comisión electoral y los episodios de violencia durante diversos actos de campaña por parte de destacados opositores. En esta ocasión, las elecciones tienen lugar pese a los llamamientos por parte de algunos opositores a favor de un aplazamiento, especialmente a causa del repunte de la inseguridad en el este, donde operan decenas de grupos armados, incluido uno vinculado a Estado Islámico.

Leer más acerca de: