Grecia ve "contradictorio" el resultado del referéndum pero ratifica su adhesión al acuerdo con Macedonia

Alexis Tsipras
REUTERS / COSTAS BALTAS - Archivo
Publicado 01/10/2018 15:21:34CET

MADRID, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

Grecia ha valorado la victoria del 'sí' en el referéndum celebrado el domingo en Macedonia sobre el acuerdo entre ambos países para cambiar el nombre oficial del segundo, si bien ha considerado "contradictorio" que no se alcanzara la participación mínima para que el resultado sea válido, pese a lo cual ha ratificado su adhesión al mismo.

"El resultado del referéndum en la antigua República Yugislava de Macedonia, aunque era un referéndum consultivo que no forma parte de las cláusulas vinculantes del Acuerdo de Prespa, es contradictorio", ha dicho el Ministerio de Exteriores de Grecia en un comunicado.

Así, ha subrayado que la votación arrojó "un 'sí' predominante sin la correspondiente participación" mínima, lo que evidencia que "una gran parte de la sociedad del país vecino apoya el acuerdo pero que otra parte importante lo ve con escepticismo".

Además, ha recalcado que Grecia "sigue comprometida con el Acuerdo de Prespa", aunque al mismo tiempo ha querido indicar que "respeta las decisiones de los ciudadanos del antigua República Yugoslava de Macedonia", de modo que seguirá el desarrollo de los acontecimientos allí desde "la distancia apropiada".

La diplomacia griega ha aprovechado para expresar su preocupación por "el clima de nacionalismo y sospecha, de noticias falsas y rampante fanatismo" porque, en su opinión, no ha permitido hacer "un análisis sereno de los grandes beneficios que el acuerdo".

"Las extremas y agresivas formas del nacionalismo en nuestra región y los comportamientos irresponsables en lo que se refiere al futuro de la región, que nos dejan atrapados en estereotipos irredentistas --cuando la Historia debería ser un colegio y no una prisión--, no proporcionan una expectativa positiva", reza la nota oficial.

El Ministerio de Exteriores griego ha esgrimido que "la necesidad de una cooperación equitativa se siente cada vez más en la región, así como la necesidad de que prevalezca una cultura de diálogo democrático y una cultura de entendimiento y compromisos justos".

Para el Gobierno de Alexis Tsipras, "las objeciones al Acuerdo de Prespa han demostrado ser falsas e incorrectas", por lo que ha reclamado mayor "seriedad" a todas las partes en los siguientes pasos a dar para preservar el clima generado por el pacto bilateral.

Esta es la primera reacción oficial de las autoridades griegas. Fuentes gubernamentales citadas por el diario 'Kathimerini' aseguran que el primer ministro, Alexis Tsipras, ha llamado por teléfono a su homólogo macedonio, Zoran Zaev, para felicitarle por su "determinación y valentía" por continuar con la implementación del acuerdo.

Por su parte, Panos Kammenos, líder de Griegos Independientes, socio menor del Gobierno de Tsipras que había amenazado con romper la coalición si el acuerdo con Macedonia prospera, ha calificado de "inválido" el resultado del referéndum por la baja participación.

Atenas y Skopje alcanzaron en junio un acuerdo que perseguían desde hace décadas para cambiar el nombre oficial de Macedonia para evitar cualquier reivindicación territorial sobre una provincia homónima de Grecia.

A pesar de que este entendimiento bilateral ha sido aplaudido por la comunidad internacional, dado que abre las puertas de la UE y la OTAN a Macedonia, ha encontrado una fuerte oposición en los dos países.