El Grupo de Lima urge a la ONU a "tomar acciones" para frenar "el deterioro de la paz y seguridad" en Venezuela

Sudán.- Guterres pide "calma" y "máxima contención" tras el golpe de Estado militar en Sudán
Mark Garten/United Nations/dpa
Publicado 15/04/2019 22:08:25CET

Acuerdan convocar una conferencia internacional sobre Venezuela abierta a la participación de otros países

MADRID, 15 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Grupo de Lima ha urgido a Naciones Unidas a "tomar acciones" para frenar "el deterioro de la paz y la seguridad" en Venezuela, así como para llevar ayuda humanitaria, al tiempo que han anunciado la próxima celebración de una conferencia internacional sobre la situación en la nación caribeña.

Los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay y Perú, todos los miembros del Grupo de Lima a excepción de México, se han reunido este lunes en Santiago de Chile para analizar la evolución de los acontecimientos en Venezuela.

"Venezuela vive una crisis humanitaria, política, económica y moral generada por el régimen ilegítimo y dictatorial de Nicolás Maduro que constituye una amenaza a la paz y la seguridad internacionales, con efectos regionales y globales", han declarado en el comunicado conjunto.

Así, han exhortado al secretario general de la ONU, António Guterres, y a la Asamblea General y el Consejo de Seguridad a "tomar acciones para evitar el progresivo deterioro de la paz y la seguridad, y brindar urgente asistencia humanitaria a la población y a los migrantes procedentes de Venezuela".

También han apelado a la fiscal jefe del Tribunal Penal Internacional (TPI), Fatou Bensouda, para que "avance en el examen preliminar que lleva a cabo dicho organismo para determinar la presunta comisión de crímenes de lesa humanidad por parte del régimen ilegítimo de Nicolás Maduro".

A este respecto, han condenado "la sistemática violación a los Derechos Humanos" y han reclamado "la liberación inmediata de los presos políticos, el cese de las prácticas de detención arbitraria, tortura y la acción violenta de los grupos paramilitares".

Además, han rechazado expresamente "cualquier amenaza o curso de acción que implique una intervención militar en Venezuela", condenando "la injerencia extranjera" y demandando "el retiro inmediato de los servicios de Inteligencia, seguridad y fuerzas militares que se han desplegado sin amparo en la Constitución venezolana".

Los doce firmantes consideran que Maduro "ha demostrado no tener voluntad de diálogo", por lo que han planteado como "requisito indispensable para el restablecimiento de la democracia" en Venezuela "el cese inmediato de la usurpación" con el fin de celebrar "elecciones libres, justas y transparentes con acompañamiento y observación internacional".

Sin embargo, han reiterado que debe ser "un proceso pacífico (...) conducido por los propios venezolanos, en el marco de la Constitución y el Derecho Internacional".

Han hecho un llamamiento específico a Rusia, China, Turquía y Cuba, "por el impacto negativo que su apoyo al régimen ilegítimo de Maduro causa a la región", a "favorecer el proceso de transición y el restablecimiento de la democracia en Venezuela".

APOYO A GUAIDÓ

El Grupo de Lima ha reiterado su "reconocimiento y respaldo" al líder opositor Juan Guaidó, autoproclamado "presidente encargado" y a la Asamblea Nacional y todos sus miembros, haciendo "personalmente" responsable a Maduro de "la vida, la libertad y la integridad de ellos y sus familiares".

A este respecto, han pedido a las organizaciones internacionales "avanzar en el reconocimiento a los representantes designados por la Asamblea Nacional como los representantes de Venezuela" ante las mismas, celebrando el anuncio del Banco Interamericano de Desarrollo y la Organización de los Estados Americanos en este sentido.

También han solicitado a la comunidad internacional "que se continúen adoptando sanciones en contra del régimen ilegítimo de Maduro" y "poner a exclusiva disposición del gobierno interino del presidente encargado Juan Guaidó los bienes pertenecientes al pueblo venezolano en el extranjero".

NUEVAS CITAS

En concreto, han invitado a "los estados que participan del Grupo Internacional de Contacto, socios regionales como México, Uruguay y Bolivia, y otros miembros de la comunidad internacional, a profundizar el proceso de convergencia con el Grupo de Lima, para exigir el cese de la usurpación y la celebración de elecciones".

Además, han acordado "solicitar a la 49ª Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos, a celebrarse en Medellín (Colombia), que aborde de manera integral la situación por la que atraviesa Venezuela y que adopte las medidas previstas en el Sistema Interamericano".

Igualmente, han decidido "convocar en Lima a una Conferencia Internacional por la Democracia en Venezuela con la participación de todos los estados que respaldan la recuperación democrática en ese país", en una fecha aún por determinar.

Contador

Para leer más