Los guardias del exjefe de los servicios de Inteligencia de Sudán impiden que sea arrestado para ser interrogado

Publicado 21/05/2019 21:54:23CET
REUTERS / MOHAMED NURELDIN ABDALLAH - Archivo

EL CAIRO, 21 May. (Reuters/EP) -

Los guardias del antiguo jefe de los servicios de Inteligencia de Sudán Salá Abdalá Mohamed Salé, también conocido como Salá Gosh, han impedido este martes su arresto para ser interrogado en un caso por presunta corrupción.

La Fiscalía de Sudán ha indicado que Salá Gosh iba a ser interrogado por una cuenta bancaria que contiene 46.000 millones de libras sudanesas (cerca de 915 millones de euros) y a la que sólo él tenía acceso. En la actualidad se encuentra bajo arresto domiciliario.

Mohamed Salé, que encabezó los servicios de Inteligencia y fue una de las personas más influyentes del país, sólo por detrás del derrocado presidente Omar Hasán al Bashir, ha sido acusado de la muerte de manifestantes durante las protestas contra el exmandatario.

La Fiscalía anunció la semana pasada la imputación del expresidente, derrocado en un golpe de Estado perpetrado en abril, por la muerte de manifestantes en el país.

La propia Fiscalía confirmó en abril la apertura de una investigación contra el exmandatario por blanqueo de dinero tras detectar que estaba en posesión de importantes cantidades de moneda extranjera sin que tengan justificación alguna.

Al Bashir, derrocado el 11 de abril por el Ejército tras semanas de movilizaciones masivas en las calles, se encuentra preso en Kobar, una cárcel de máxima seguridad de la capital, Jartum, a donde fue trasladado tras pasar unos días retenido en el Palacio Presidencial.

El Tribunal Penal Internacional (TPI) ha imputado a Al Bashir por crímenes de guerra y contra la Humanidad en la región de Darfur (oeste) y sobre él pesan dos órdenes de arresto, la primera de ellas dictada en 2009.

El propio Al Bashir llegó al poder en 1989 tras un golpe de Estado y se ha mantenido en el poder pese a crisis como la que derivó en la secesión de Sudán del Sur o el conflicto armado en Darfur.

Para leer más