Guinea-Bissau comienza las elecciones presidenciales con su última crisis política de telón de fondo

Publicado 24/11/2019 8:16:51CET
Personas caminando frente a un muro con carteles de la campaña presidencial en Bissau
Personas caminando frente a un muro con carteles de la campaña presidencial en Bissau - REUTERS / CHRISTOPHE VAN DER PERRE

Vaz será el primer presidente elegido democráticamente en finalizar su mandato

MADRID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

La población de Guinea-Bissau ha comenzado a acudir este domingo a las urnas para unas elecciones presidenciales marcadas por una grave crisis política e institucional en las semanas previas a la votación, en la que el mandatario, José Mario Vaz, intentará revalidar su mandato al frente del país africano.

Vaz, quien se va a convertir en el primer presidente desde la independencia en 1974 en completar su mandato tras ser elegido democráticamente, accedió al cargo en 2014. En esta ocasión, se presenta como candidato independiente, a raíz de las convulsiones internas en el seno de su partido durante los últimos años.

El mandatario se impuso en las anteriores elecciones como candidato del Partido Africano para la Independencia de Guinea y Cabo Verde (PAIGCV), que abandonó en 2015 en medio de la enésima crisis política por sus diferencias con el entonces primer ministro, Domingos Simoes Pereira.

La crisis provocada por el cese de Simoes Pereira y el nombramiento de Baciro Dja como su sustituto desencadenó una sucesión de nombramientos para destrabar el estancamiento, sin éxito, lo que provocó que se suspendiera la aprobación de leyes.

En este contexto, la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) medió para alcanzar un acuerdo que permitiera al país celebrar elecciones, un pacto en el que se aceptó que Vaz siguiera en el cargo durante unos meses de cara a mantener la estabilidad antes de la votación, a pesar de que su mandato ya terminó.

Sin embargo, la política guineana se vio sacudida nuevamente a finales de septiembre, cuando Vaz anunció por sorpresa el cese del primer ministro, Aristides Gomes, para nombrar en su lugar a Faustino Fudut Imbali, quien tuvo que dimitir dos semanas después tras las críticas de la CEDEAO y la negativa de Gomes a abandonar el cargo.

En este sentido, el presidente nigerino, Mahamadou Issoufou, alertó durante una cumbre de emergencia del organismo regional que el país atravesaba "una situación de crisis política a institucional grave" y agregó que se trataba de "una situación de desestabilización del país con riesgos reales de una guerra civil".

Finalmente, y ante una situación de tensa calma, los candidatos han realizado la campaña electoral y el presidente se ha comprometido a aceptar los resultados de las urnas, en unos comicios en los que precisamente uno de sus principales rivales será Simoes Pereira, líder en la actualidad del PAIGCV.

LOS CANDIDATOS

El mandatario, conocido popularmente como 'Jomav', hizo el viernes durante su acto de cierre de campaña un llamamiento a la participación y recalcó que la población "debe asumir el destino del país, no la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa (CPLP) o la CEDEAO".

Así, defendió que durante sus cinco años de mandato trabajó para mantener la paz, la tranquilidad y la libertad en el país. "Por primera vez conseguimos evitar un golpe de Estado y llegar al fin del mandato, después de 25 años de aplicación de la democracia en Guinea-Bissau", apuntó.

"En los próximos cinco años, si soy reelegido, voy a seguir estabilizando el país, dando atención a la educación, que es un gran problema en nuestra sociedad", prometió el mandatario, según ha informado la agencia estatal de noticias AGP.

Por su parte, Simoes Pereira aseguró en su cierre de campaña en Bissau que trabajará para "unir de nuevo" a la población "después de muchos años de intento de división en el seno de la sociedad".

"En nuestro manifiesto afirmamos que, en cuanto sea presidente, vamos a unir a los guineanos como a un solo pueblo, porque queremos que todos seamos parte de una única nación, sin pertenencia étnica, religión o diferencias por ser ciudadano de ciudad o aldea", señaló.

Asimismo, recalcó que "garantizará que la Justicia funciona" y añadió que "nunca interferirá para condicionar la capacidad de la justicia a llegar a todos los ciudadanos".

Entre los otros diez candidatos destacan el ex primer ministro Umaru Sissoko Embalo, candidato del recientemente creado MADEM-15; Nunu Nabiam, del Partido para la Renovación Social (PRS) y apoyado por la comunidad balanta --la segunda más numerosa del país--; y el también ex primer ministro Carlos Gomes Junior.

INESTABILIDAD Y CRISIS

La situación de perenne inestabilidad en la política del país --incluido el papel del Ejército, que en la última crisis no se posicionó-- ha tenido también un impacto en la situación económica y social de Guinea-Bissau.

El Banco de Desarrollo Africano ha destacado que precisamente esta situación ha empeorado las expectativas económicas de la población, afectada además por la volatilidad de los precios del anacardo, principal fuente de ingresos para más de dos tercios de las familias.

El organismo recoge además en su página web que sólo el diez por ciento de la red de carreteras está alquitranada, que el acceso a la energía es del 14,7 por ciento y que la pobreza afecta a más del 70 por ciento de la población.

Asimismo, los servicios de sanidad y educación "siguen en mal estado debido a la inestabilidad política y la débil gobernanza". El país se encuentra además en el puesto 178 de 188 en el Índice de Desarrollo Humano (IDH).

La Unión Africana (UA) y la CEDEAO han confirmado el envío de misiones de observación electoral para supervisar el proceso. La UA ha hecho antes de las elecciones un llamamiento a "respetar los intereses supremos del país por encima de cualquier consideración y respetar la voluntad de la población".

Contador

Para leer más