Guinea Ec.- Malabo acusa a seis guineanos detenidos en marzo por tráfico de armas de colaborar con Mann hace cuatro años

Actualizado 21/06/2008 16:05:57 CET

El fiscal general pide 20 años de cárcel para los seis guineanos y su abogado denuncia graves defectos procesales

MADRID, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

El fiscal general de Guinea Ecuatorial, José Oló Obono, ha acusado a los ecuatoguineanos Cruz Obiang, Emiliano Esono Micha, Gerardo Angüe, Gumersindo Ramírez Faustino, Bonifacio Nguema Ndong y Juan Ecomo Ndong --detenidos en Malabo el pasado mes de marzo, junto con Saturnino Nkogo, por supuesta implicación en tráfico de armas desde España-- de haber colaborado con el presunto mercenario británico Simon Mann en el intento de golpe de Estado de 2004 y ha aumentado las peticiones de condena para ellos de cuatro años y medio a 20 años de cárcel. Su abogado defensor ha negado cualquier participación de los seis guineanos en los sucesos de 2004 y ha denunciado graves defectos procesales.

El juicio contra Simon Mann y los seis ecuatoguineanos, que comenzó el pasado 17 de junio, quedó ayer visto para sentencia, según informaron fuentes del interior citadas por la Asociación para la Solidaridad Democrática con Guinea Ecuatorial (ASODEGUE). El fiscal ha elevado la petición de pena contra estos últimos de cuatro años y medio a veinte años de cárcel por supuesta "falta de colaboración con la justicia". Su abogado defensor, Fabián Nsue, ha pedido para ellos la libre absolución.

Los seis guineanos fueron detenidos el pasado 12 de marzo por su supuesta participación en un intento de golpe de Estado atribuido por las autoridades de Malabo al dirigente opositor Severo Moto, actualmente encarcelado en España por presunto tráfico de armas con destino a su país. Uno de los detenidos, Saturnino Nkogo, militante del ilegalizado Partido del Progreso (PPGE, el partido de Moto), murió bajo custodia policial en lo que, según la formación opositora Convergencia para la Democracia Social (CPDS), presentó "todos los visos de una ejecución extrajudicial".

El intento de vincular a los seis detenidos por presunto tráfico de armas con Severo Moto y con el caso de Simon Mann, retrotrae, en cierto modo, a las declaraciones hechas el pasado mes de marzo por el antiguo abogado defensor de Mann, Ponciano Mbomio, a la prensa británica en las que acusaba al presidente Teodoro Obiang Nguema de utilizar este caso para conseguir su "principal objetivo, que es encarcelar a Severo Moto". "¿Qué van a hacer con Mann? Él es inglés, no puede ser presidente de Guinea Ecuatorial, pero Severo Moto quiere ser presidente, él es su enemigo", afirmó Mbomio.

DEFECTOS PROCESALES Y TORTURAS

Según las fuentes citadas por ASODEGUE, Fabián Nsue sólo pudo acceder al sumario (de más de 500 páginas) a finales de la pasada semana en el penal malabeño de Black Beach y las autoridades no le dieron permiso para poder llevárselo a su bufete para estudiarlo con calma. Según la asociación, los seis acusados sólo pudieron reunirse una vez, antes de la vista pública, con su abogado defensor. La reunión se celebró el pasado fin de semana.

"Este modo de actuar", según la defensa, implica "defectos procesales enormes, pone trabas importantísimas a su trabajo y supone una grave violación de los plazos indicados por la ley", afirmó la asociación. En ello coincide con una investigadora de Amnistía Internacional para Guinea, Muluka-Anne Miti, quien en declaraciones al servicio informativo televisivo 'Voice of America' denunció que a los seis guineanos "no se les dio tiempo suficiente para preparar su defensa".

La defensa manifestó también su protesta porque los interrogatorios del juez a los seis ecutoguineanos se hubiesen hecho sin su presencia. Fuentes de Malabo indicaron a ASODEGUE que el juez de la causa ha jugado un "papel secundario" en la redacción del sumario y que sus verdaderos autores son José Oló y el ministro de Seguridad, Manuel Nguema Mba ("conocido torturador y tío" del presidente Teodoro Obiang Nguema, según la asociación).

Las mismas fuentes citadas por ASODEGUE han asegurado que los detenidos, con la excepción de Gerardo Angüe, han sido objeto de torturas. "En Black Beach no se tortura, donde se tortura es en la policía" y Gerardo Angüe fue conducido directamente a Black Beach tras su detención sin pasar por ninguna comisaría, indicaron. La misma investigadora de AI citada anteriormente denunció que "al menos tres de ellos fueron objeto de tortura" durante la detención.

EL GOLPE DE 2004

En las reuniones previas a la vista, afirmó ASODEGUE, se aseguró a la defensa de los guineanos que ninguno de ellos sería implicado en lo sucedido en marzo de 2004. "Sin embargo, a lo largo del juicio el fiscal ha cambiado su postura y, en varias oportunidades, les ha acusado de colaborares directos en la intentona de Simon Mann", prosiguió. "Fabián Nsue ha negado cualquier participación en aquellos hechos y ha manifestado que el fiscal no ha conseguido demostrar en ningún momento su implicación en el envío de armas de desecho desde España", añadió.

Para confirmar su nula participación en el intento de 2004, Fabián Nsue ha pedido la presencia ante el tribunal de Nick Du Toit para que testificase si conocía, o no, a alguno de sus defendidos. El tribunal ha desestimado esta solicitud. Du Toit fue condenado en noviembre de 2004 a 34 años de cárcel por su supuesta implicación en la misma intentona de Simon Mann. En el mismo juicio, Severo Moto fue condenado 'in absentia' a 63 años de prisión.

Durante la vista, los seis guineanos se desdijeron de su primeras declaraciones, en las que reconocían su participación en el envío de armas desde España, alegando que las habían hecho bajo coacción, en un ambiente de enorme violencia y en lugares como las comisarías o Black Beach que son instalaciones policiales o militares.

"Fabián Nsue fue interrumpido por el tribunal en todas sus alusiones a la muerte en prisión de Saturnino Nkogo", según ASODEGUE. "El tribunal ha dado por zanjada aquella muerte, que oficialmente se denomina 'suicidio'", añadió. Se da la circunstancia de que en un comunicado emitido el mismo día del inicio del juicio en Malabo, la página oficial del Gobierno citaba entre los procesados junto a Mann al propio Saturnino Nkogo Mbomio.