Publicado 09/08/2021 05:24CET

Guterres reafirma el apoyo a los supervivientes del ataque nuclear sobre Nagasaki

Parque en memoria de los ataques nucleares sobre Japón durante la Segunda Guerra Mundial
Parque en memoria de los ataques nucleares sobre Japón durante la Segunda Guerra Mundial - Jinhee Masahiro Lee/SOPA Images / DPA

MADRID, 9 Ago. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de la ONU, António Guterres, ha reafirmado este lunes "el pleno apoyo" de Naciones a los supervivientes de la bomba atómica lanzada justo hace 76 años sobre la ciudad japonesa de Nagasaki por Estados Unidos en el contexto de la Segunda Guerra Mundial.

En un comunicado, Guterres ha querido destacar los testimonios de los hibakusha --nombre con el que es conocido a los supervivientes de este ataque-- como un "poderoso movimiento global contra las armas nucleares".

"Su coraje ante la inmensa tragedia humana es un rayo de esperanza para la humanidad", ha dicho la alta representante de la ONU para Asuntos de Desarme, Izumi Nakamitsu, en nombre de Guterres.

"Reafirmo el pleno apoyo de las Naciones Unidas para asegurar que sus voces sean escuchadas por la gente del mundo, y especialmente por las generaciones más jóvenes", ha añadido

El 9 de agosto de 1945 la ciudad japonesa de Nagasaki fue devastada por una bomba atómica días después de que ocurriese lo mismo en Hiroshima. Para el secretario general de la ONU, la ciudad ha construido una "metrópolis cultural" a partir de la despojos mortales.

"Su ciudad dinámica ejemplifica la modernidad y el progreso, mientras trabaja diligentemente para evitar que la devastación caiga sobre otra ciudad", se ha referido, si bien ha advertido que "la perspectiva de que se utilice otra arma nuclear" está tan presente en la actualidad como lo estuvo durante el periodo de la Guerra Fría.

"Los estados están compitiendo para crear armas más poderosas y ampliar los escenarios potenciales para su uso. La retórica bélica se pone al máximo volumen, mientras que el diálogo está en silencio", ha proclamado.

Sin embargo, ha reconocido algunos avances en ese "diálogo" como la reafirmación de Estados Unidos y Rusia de "que una guerra nuclear no se puede ganar y nunca se debe librar", junto con el compromiso de entablar conversaciones sobre control de armas, así como la entrada en vigor del Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares.

En este sentido, ha llamado a todos los miembros de la ONU a "buscar la abolición de las armas más mortíferas jamás fabricadas", para evitar que la tragedia de la destrucción nuclear de Nagasaki "vuelva a ocurrir".

Para leer más