Hamdun, de estrella del fútbol a captador del grupo terrorista somalí Al Shabaab

Publicado 06/10/2019 17:49:19CET
Milicias de Al Shabaab
Milicias de Al Shabaab - REUTERS - Archivo

MADRID, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

El joven Fawaz Ahmed Hamdun era uno de los talentos emergentes más destacados del fútbol en la ciudad keniana de Mombasa cuando comenzó a despuntar entre 2008 y 2012, pero ahora se encuentra detenido acusado de pertenecer al grupo islamista somalí Al Shabaab.

Hamdum jugaba de centrocampista ofensivo cuando se formó el equipo de la Escuela de Primaria Kikoani de Mombasa y dejó sus estudios para dedicarse plenamente al fútbol, lo que le proporcionó numerosos trofeos en el club Korea FC.

Sin embargo, en 2012 desapareció misteriosamente tras mudarse al barrio de Mayengo de Mombasa, donde se cree que se radicalizó y comenzó a captar a jóvenes para el grupo yihadista somalí Al Shabaab, informa el diario keniano 'The Nation', que recoge su historia.

Hamdun fue detenido tras la muerte en una operación policial el pasado martes en Likoni de tres miembros de Al Shabaab que según la Policía estaban preparando un atentado.

Entonces se descubrió que era integrante de la Red de Reclutamiento Kufungwa, dedicada a captar y enviar a jóvenes a combatir con los yihadistas en Somalia. Así, Hamdun reclutó a un joven de 20 años, Faris Hadi, desaparecido desde el pasado 8 de septiembre, por lo que se cree que Hamdun le facilitó el viaje hasta territorio somalí.

Los tres cómplices de Hamdun fallecidos son Salama Salim, alias 'Bakari Mnyapara', Mkubwa Sadi Ramadhan y un tercer individuo no identificado. Salim y Ramadhan fueron abatidos el martes en Likoni en una operación policial en la que se halló un fusil, granadas de mano, nitrato de amonio --explosivo-- y abundante munición. Las autopsias revelan varios impactos de bala en la cabeza y una pierna rota.

Salim ya fue detenido en marzo de 2017 por delitos de terrorismo cuando viajaba hacia Somalia junto a otro individuo, Suleiman Hemed Mwandilo. Ambos fueron arrestados en Takaba y acusados de terrorismo, pero se les concedió la libertad bajo fianza, según recoge el diario keniano 'The Nation'.

Ramadhan también fue detenido, en este caso en abril de 2016 en Likoni, y se le imputaron doce delitos terroristas, aunque también fue puesto en libertad bajo fianza tras apenas 15 días en una prisión de máxima seguridad.

Al Shabaab combate desde hace años contra las fuerzas gubernamentales somalíes con el apoyo de la Unión Africana que incluye tropas de Etiopía y Kenia, entre otros países. Aparte de sus acciones en Somalia, ha perpetrado atentados en suelo de Kenia para exigir la retirada de sus tropas.

Para leer más