Hasina jura el cargo para un cuarto mandato como primera ministra de Bangladesh

Sheij Hasina
REUTERS / AMR ALFIKY - Archivo
Publicado 07/01/2019 15:48:17CET

MADRID, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

La primera ministra de Bangladesh, Sheij Hasina, ha jurado este lunes el cargo para un cuarto mandato --y tercero consecutivo-- al frente del país asiático, después de la victoria de su partido en las legislativas del 30 de diciembre, denunciadas por la oposición.

Hasina ha jurado el cargo junto a sus 47 ministros, ministros de Estados y viceministros, la mayoría de los cuales son nuevas incorporaciones al Ejecutivo, según ha recogido el diario bangladeshí 'The Daily Star',

De esta forma, un total de 27 de los integrantes del nuevo Consejo de Ministros son caras nuevas. Por primera vez en los últimos 22 años, la totalidad de estos cargos provienen de un único partido, la gubernamental Liga Awami de Bangladesh (LAB).

Entre ellos destacan Asaduzamán Jan Kamal, al frente de Interior; Anisul Haque, en Justicia; Mastofa Kamal, Finanzas; Dipu Moni, Educación, Abdul Momen, Exteriores; y Zahid Malek, Sanidad.

Entre los 24 ministros sólo hay una mujer, Moni, y contando la totalidad de ministros de Estado y viceministros sólo son tres las mujeres que integran el Consejo de Ministros.

Hasina dio las gracias la semana pasada a la población por dar la victoria a su partido en las legislativas. "Servir al pueblo es una tarea enorme y seguiré haciéndolo mientras viva", señaló.

Los candidatos de la LAB obtuvieron 257 de los 300 escaños, mientras que la Gran Alianza que lidera el partido se ha hecho con 288 escaños. Por su parte, el Frente Jatiya Oikya, que lidera el Partido Nacionalista de Bangladesh (BNP) y boicoteó los comicios, ha obtenido siete escaños.

Tras el anuncio de los resultados, el líder del Frente Jatika Okiya, Kamal Hossain, desveló que el BNP ha solicitado a la Comisión Electoral una nueva votación bajo una administración neutral "tan pronto como sea posible", alegando que las elecciones han sido "una farsa".

Sin embargo, el presidente de la Comisión Electoral de Bangladesh, Nurul Huda, descartó el 31 de diciembre la posibilidad de una repetición de las elecciones generales. "No hay ningún espacio para la celebración de las elecciones nacionales de nuevo", sostuvo.

Según el máximo responsable electoral, la participación en las elecciones, fue del 80 por ciento. Huda destacó que la votación transcurrió en un ambiente festivo y en gran medida pacífico, si bien hay que lamentar 14 muertos por la violencia electoral.

En este sentido, la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos reclamó el viernes una investigación "imparcial e independiente" en torno a la violencia y violaciones de los Derechos Humanos durante las elecciones.

PREOCUPACIÓN DE LA ONU

"Estamos preocupados por la violencia y presuntas violaciones de los Derechos Humanos en Bangladesh antes, durante y después de las recientes elecciones del 30 de diciembre", dijo la portavoz del organismo, Ravina Shamdasani.

Así, resaltó que hay "informaciones creíbles sobre muertos y numerosos heridos durante el mismo día de la votación" y apuntó a "preocupantes indicios sobre la continuación de las represalias, principalmente contra la oposición política".

"Las informaciones sugieren que los ataques violentos y la intimidación, incluidas contra minorías, han sido llevados a cabo de forma desproporcionada por activistas del partido gubernamental, en ocasiones con la complicidad o la participación de oficiales de las fuerzas de seguridad", manifestó.

Shamdasani resaltó además que existen informaciones "preocupantes" sobre "profesionales de los medios intimidados y heridos", así como sobre limitaciones a su trabajo en torno al proceso electoral, con al menos dos periodistas arrestados.

La victoria de Hasina consolida su Gobierno de una década en Bangladesh, donde se le atribuye la mejora de la economía, pero también ha sido acusada de abusos contra los Derechos Humanos, una ofensiva contra los medios y la supresión de la disidencia, acusaciones que la primera ministra niega.

ELECCIONES SIN LA LÍDER OPOSITORA

De hecho, la líder histórica del BNP y rival política de Hasina, Jaleda Zia, no pudo presentarse a los comicios después de que el Supremo fallara contra esta posibilidad debido a que está condenada por corrupción.

La líder opositora, de 72 años y detenida desde el pasado mes de febrero, fue condenada en octubre junto a tres de sus asesores por malversar 31,5 millones de takas (unos 329.000 euros) cuando era primera ministra --entre 2001 y 2006--.

En ese caso fue sentenciada a siete años de prisión, una pena que se suma a otra de cinco años dictada en febrero y que, en la práctica, amplía en dos años el tiempo que la actual líder opositora deberá pasar en prisión.

Zia y su formación han denunciado que los cargos contra la ex primera ministra forman parte de una campaña para sacarla a ella y a su familia de la primera línea política. Los líderes del BNP han denunciado que más de 3.500 simpatizantes del partido han sido detenidos en los últimos dos años.

Contador