Publicado 18/01/2016 22:11CET

El hermano del periodista detenido en Irán afirma que le manipularon hasta que fue liberado

WASHINGTON, 18 Ene. (Reuters/EP) -

El hermano del jefe de la corresponsalía del 'Washington Post' en Teherán, Jason Rezaian, ha asegurado este lunes que las autoridades iraníes "continuaron manipulando" al periodista hasta el momento en el que fue liberado junto a otros tres estadounidenses.

Según el hermano del periodista, Alí Rezaian, las autoridades iraníes trataron de impedir que la esposa del corresponsal, Yeganeh Salehi, viajara con él a Estados Unidos. "Los iraníes, como han hecho desde el principio, han continuado manipulándoles, han tratado de meterse con ellos y han evitado que Yeggie saliera durante un periodo de tiempo", ha asegurado Ali Rezaian en una entrevista a la CNN.

"Estados Unidos sigue en sus trece, dijeron que Yeggie tenía que salir con Jason y consiguieron que saliera", ha afirmado Alí Rezaian.

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, afirmó el domingo que el retraso del avión que salía desde Teherán se produjo debido a un "malentendido temporal" sobre si la madre y la esposa de Rezaian estaban en el avión como se había acordado. Posteriormente se confirmó que ambas se encontraban en la aeronave.

Alí Rezaian ha asegurado que su hermano le había contado algunas cosas que vivió en los 545 días que permaneció en custodia tras ser acusado de espionaje, y que las autoridades iraníes le preguntaron sobre los periodistas que cubrían la información del país. "Hablamos de varias cosas sobre gente que cubría Irán. La única cosa que me dijo fue: 'fui interrogado sobre ellos'", ha asegurado Alí Rezaian.

Algunos editores del 'Washington Post' volaron a Alemania para recibir a Rezaian. "Quiero que la gente sepa que psicológicamente me encuentro bien (...). Sé que la gente esta ansiosa de escucharme pero quiero procesar esto algún tiempo", afirmó Rezaian a su llegada.

Rezaian y otros cuatro estadounidenses fueron liberados por Irán a cambio de ocho iraníes encarcelados o procesados por delitos relacionados con las sanciones impuestas por Washington a Teherán.

Estas excarcelaciones y retiradas de cargos se producen tras la aplicación del histórico acuerdo nuclear alcanzado entre Irán y las principales potencias mundiales y que prevé el levantamiento de las sanciones a cambio de limitaciones en el programa nuclear iraní.