Hollande felicita a Buhari por su victoria en las presidenciales nigerianas

Publicado 01/04/2015 3:20:44CET

MADRID, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Francia, François Hollande, ha felicitado este martes a Muhamadu Buhari por su victoria en las elecciones presidenciales celebradas en Nigeria durante el fin de semana, según ha informado la Presidencia gala a través de un comunicado.

En el mismo, Hollande ha felicitado "la determinación del pueblo nigeriano y la calidad del trabajo de la Comisión Electoral Nacional Independiente", al tiempo que ha expresado su voluntad de establecer con Buhari "las mismas relaciones de confianza" que existían con el presidente saliente, Goodluck Jonathan.

El mandatario, que se reunirá durante la jornada de este miércoles con Buhari, ha resaltado que Francia "sigue del lado de Nigeria para hacer prevalecer los valores democráticos, luchar contra el terrorismo y favorecer la asociación económica entre ambos países".

La victoria de Buhari supone la primera vez que la oposición consigue arrebatar el poder al PDP con la fuerza de los votos. Así lo ha anunciado la Comisión Electoral poco después de que concluyera el recuento de votos que, según Reuters, ha dado la victoria a Buhari en los 36 estados nigerianos, sumando 15,4 millones de papeletas, frente a los 13,3 millones de votos de Jonathan.

El Congreso de Todos los Progresistas (APC), el partido político de Buhari, ya ha proclamado la victoria. "Es la primera vez que los votos echan a un Gobierno del poder en Nigeria", ha destacado Lai Mohamed, uno de sus portavoces.

Antes del arranque de la campaña electoral el PDP y el ACP se comprometieron por escrito a respetar el dictamen de las urnas, fuera el que fuera, en los comicios más reñidos de los últimos años en el país africano.

RETORNO AL PODER DE BUHARI

De esta forma, Buhari ha conseguido, después de dos intentonas, volver a la Jefatura del Estado, que ya ocupó entre 1983 y 1985 tras dar un golpe de Estado, imponiendo un régimen castrense antes de ser derrocado por otro golpe militar.

Aunque el PDP ha estado gobernando Nigeria desde la salida de los uniformados del poder, en 1999, esta vez la nefasta trayectoria del Gobierno de Jonathan en los últimos dos años brindaba a Buhari la oportunidad que se le había negado anteriormente.

A favor de Buhari jugaba su experiencia como líder militar, en un momento de gran inestabilidad en Nigeria por el avance del grupo terrorista Boko Haram, que incluso ha obligado a intervenir a los países vecinos.

También estaba favorecido por la regla no escrita de que a un presidente cristiano, como Jonathan, debe seguir uno musulmán, como Buhari, para garantizar el equilibrio entre estas dos comunidades religiosas en las que se divide Nigeria.

Para leer más