Actualizado 23/09/2015 18:13 CET

Hollande, sobre Orbán: "Quien no comparte los valores de la UE debe preguntarse sobre su pertenencia"

El presidente francés, François Hollande
PALACIO DEL ELÍSEO

BRUSELAS, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Francia, François Hollande, ha advertido este miércoles al primer ministro húngaro, Víktor Orbán, que quienes no comparten los principios y valores de la Unión Europea, deben "preguntarse sobre su pertenencia" al club comunitario.

"Europa es un conjunto de valores, de principios. Y quienes no comparten esos valores, quienes no quieren respetar esos principios, deben preguntarse sobre su presencia en el seno de la UE", ha declarado a la prensa en Bruselas, al ser preguntado por la posición de su socio húngaro en la crisis de refugiados.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE se reúnen en la capital europea en una cita extraordinaria convocada para replantear la política de asilo y migración europea, a la luz del drástico aumento de llegadas de personas demandantes de asilo a suelo comunitario.

Un día antes, los ministros de Interior acordaron un plan para reubicar en dos años a un total de 120.000 refugiados llegados inicialmente a Italia y Grecia, después de que Hungría rechazara ser parte de este programa como país beneficiario.

El acuerdo salió adelante pese al voto en contra de Hungría, República Checa, Rumanía y Eslovaquia y la abstención de Finlandia, lo que no exime a estos cinco países de ser receptores de parte de los inmigrantes reubicados.

Hollande ha aplaudido el acuerdo, pero ha subrayado que este programa debe estar acompañado por un mayor control de las fronteras exteriores y por la puesta en marcha de los centros de registro ('Hot Spot'), pensados para identificar y retener a los demandantes de asilo mientras se tramitan sus expedientes.

Además, el mandatario galo ha adelantado que los líderes europeos se comprometerán a ofrecer "ayudas adicionales" para dar apoyo a los terceros países que acogen a los refugiados, como Jordania o Turquía.

"Que estos países tengan dinero para que los refugiados sean recibidos como debe ser, porque deben estar lo más cerca del lugar en el que viven, más que ser obligados a venir a Europa", ha concluido.

Para leer más