HRW condena el bombardeo de Derna del pasado 30 de octubre y responsabiliza al Ejército Nacional Libio

Jalifa Haftar
ESAM AL-FETORI / REUTERS
Actualizado 05/11/2017 17:38:24 CET

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

La organización Human Rights Watch (HRW) ha condenado los bomardeos llevados a cabo el pasado 30 de octubre en la ciudad de Derna, en Libia, en el que murieron al menos 16 civiles y ha acusado al Ejército Nacional Libio, liderado por el comandante Jalifa Haftar, de culpar a "terroristas" para ocultar su responsabilidad.

"Un avión bombardea una ciudad libia y mata a 16 civiles, pero ninguna de las partes en conflicto acepta la responsabilidad del ataque ni menciona cuál era el objetivo militar previsto. Los residentes de Derna corren el riesgo de que se repitan estos incidentes a menos que las autoridades comiencen a cumplir su promesa de investigar y señalen a los responsables de estos atentados", ha declarado la directora de HRW en Oriente Medio y África del Norte, Sarah Leah Whitson.

La mayoría de las víctimas del bombardeo de Derna pertenecían a la misma familia e incluían 12 niños de entre 2 y 16 años. La organización acusa a las fuerzas libias del este, el Ejército Nacional Libio, del bombardeo y de prometer una investigación responsabilizando a "terroristas".

Además, HRW ha denunciado que en ningún momento se ha especificado cuál era el objetivo de ese bombardeo y recuerda que, de acuerdo al Derecho internacional, todos los ataques deben dirigirse a objetivos militares. "Se prohíben los ataques deliberados, indiscriminados y desproporcionados contra civiles y estructuras civiles. Las leyes de la guerra también requieren que las partes tomen todas las precauciones posibles para evitar o minimizar el daño a personas y bienes civiles".

Las violaciones graves de las leyes de la guerra, cuando se cometen con intención criminal, constituyen crímenes de guerra. HRW alerta de que en Libia se han cometido desde el inicio del conflicto en 2011. "Las facciones beligerantes deberían investigar imparcialmente posibles crímenes de guerra con sus fuerzas. Tristemente, demasiadas muertes de civiles en tiempos de guerra han sido ignoradas", ha dicho Whitson.

Desde la caída del régimen de Gadafi, un sinfín de milicias luchan por controlar porciones del territorio libio, mientras el Gobierno de unidad nacional que respalda la comunidad internacional trata con escaso éxito de imponer su autoridad en todo el país. Derna se encuentra situada a unos 265 kilómetros de la frontera entre Libia y Egipto y está controlada por el Consejo de la Shura de los Muyahidín de Derna, una coalición de milicianos islamistas y antiguos rebeldes.

El grupo yihadista Estado Islámico llegó a hacerse con el control de la ciudad a finales de 2014, si bien fue expulsado el año siguiente por el citado grupo. Después, las fuerzas libias del este impusieron un asedio a Derna en agosto de 2016 en un esfuerzo por expulsar al Consejo de la Shura.