Publicado 08/02/2022 15:43

HRW denuncia la detención de seis menores en un orfanato por su presunta participación en disturbios en Bahréin

Archivo - El rey de Bahréin, Hamad bin Isa al Jalifa
Archivo - El rey de Bahréin, Hamad bin Isa al Jalifa - -/Saudi Press Agency/dpa - Archivo

Las autoridades bahreiníes no han notificado a las familias justificación alguna para su detención

MADRID, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

La organización no gubernamental Human Rights Watch (HRW) ha denunciado este martes la detención de seis menores de edad en un orfanato por su presunta participación en disturbios en el marco de las protestas prodemocráticas de los últimos años en Bahréin.

HRW ha señalado que los menores, de entre 14 y 15 años, se encuentran desde hace varias semanas en una instalación gestionada por las autoridades, que no han dado a sus familias justificación alguna para su detención.

Los menores, residentes en el área de Sitra, fueron detenidos por orden de la Fiscalía por su supuesta participación en unos incidentes entre diciembre de 2020 y enero de 2021, cuando habrían estado detrás del lanzamiento de cócteles molotov contra una comisaría.

"El año pasado, Bahréin presumió de sus reformas legales para los niños, pero encerrar a niños en un orfanato en lugar de una cárcel es difícilmente una mejora cuando su detención es arbitraria de entrada", ha dicho Bill Van Esveld, director asociado de HRW para Derechos de los Niños.

"El tratamiento a estos niños es una prueba del respeto de Bahréin por los derechos de los niños y, hasta ahora, las autoridades están fracasando", ha explicado.

La legislación de Bahréin fija la edad mínima para la responsabilidad penal en los 15 años, pero permite a las autoridades "poner a los niños en una institución social" durante periodos renovables semanalmente "si las circunstancias lo requieren".

Los niños fueron citados por primera vez ante la Fiscalía en junio de 2021, con alguno de ellos siendo interrogado hasta ocho veces, según han relatado sus familias, que han agregado que no se les ha permitido estar presentes en los interrogatorios ni han sido notificados de los actos por los que están siendo investigados.

El padre de uno de los niños ha manifestado que las acusaciones han variado durante las investigaciones, según le ha trasladado su hijo. "Al principio fue por incendiar un neumático, luego fue atacar una comisaría y después lanzar un cócteles molotov", ha relatado.

Asimismo, ha resaltado que habló con el director de la comisaría de Sitra para recordarle que se trata de niños y pedirles que "no destruya su futuro", a lo que le habría respondido: "Su hijo es un vándalo", según la versión facilitada por este padre a HRW.

Finalmente, la Fiscalía ordenó la detención de cinco de los niños el 27 de diciembre, mientras que el sexo fue arrestado el 9 de enero. Si bien en un primer momento fueron trasladados a Dar al Karama, que el Gobierno describe como "un centro para vagabundos", el 5 de enero fueron llevados a un orfanato.

El abogado de cinco de los niños ha indicado que están acusados de "obtener y fabricar cócteles molotov", si bien ha añadido que "no está claro si se les achaca algún incidente específico o si están acusados de haberlos usado".

"La realidad es que si al Gobierno de Bahréin no le gustan tus hijos, puede llevaráselos y encerrarlos sin que te digan por qué", ha criticado Ahmed Aluadaei, del Instituto de Bahréin para los Derechos y la Democracia (BIRD).

"Los aliados de Bahréin deben pedir la liberación de estos seis niños. Incluso si prefieren no discutir sobre Derechos Humanos, dañar a estos niños socava la estabilidad de Bahréin", ha argumentado.

Las autoridades reprimieron con violencia las protestas prodemocráticas en el marco de la 'Primavera Árabe' y reclamaron incluso la entrada de militares de Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos (EAU) para contener las movilizaciones, en las que participaron decenas de miles de personas.

Tras ello, el Gobierno bahreiní amplió las medidas represivas para acabar con el disenso y desde entonces a detenido a cientos de personas, incluidos activistas y políticos opositores. Decenas de personas han sido condenadas por cargos de "terrorismo" en diversos procesos judiciales abiertos en el país asiático.

Más información