HRW insta a Afganistán a investigar una redada en una clínica médica en la que 4 civiles fueron ejecutados

Publicado 12/07/2019 7:06:27CET

MADRID, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

La organización Human Rights Watch (HRW) ha instado a Afganistán a investigar una redada llevada a cabo por las fuerzas especiales del país en una clínica médica en la provincia de Wardak en la que cuatro civiles fueron ejecutados.

Las fuerzas de seguridad entraron a la clínica, mataron a un enfermero y luego detuvieron al personal y familiares que acompañaban a los pacientes. Más tarde separaron a cuatro personas para interrogarlas, de las cuales tres fueron halladas muertas por disparos, según han informado testigos a HRW.

"Los ataques a las instalaciones médicas desafían los fundamentos de las leyes de guerra y continuarán si los responsables queden impunes", ha señalado la investigadora principal de HRW en Afganistán, Patricia Gossman.

"Es imperativo que el Gobierno afgano procese a los comandantes que ordenaron los asesinatos, así como a los soldados que apretaron el gatillo", ha añadido.

Según la organización, la clínica ya había sido atacada en anteriores ocasiones. El 17 de febrero de 2016, una unidad de las fuerzas especiales allanó las instalaciones y mató a tiros a dos pacientes y un niño de 11 años que acompañaba a un paciente.

Los hospitales y otras instalaciones médicas están protegidos de los ataques, según las leyes de guerra, que también protegen a los médicos y pacientes.

"Las fuerzas estadounidenses que apoyan directamente a las fuerzas especiales afganas, ya sean militares o de Inteligencia, también pueden ser responsables de los abusos cometidos por estas unidades", ha recalcado Gossman. "El Gobierno de Estados Unidos debe investigar su participación en operaciones dirigidas a instalaciones protegidas o que de otro modo violan las leyes de guerra", ha aseverado.

Contador

Para leer más