Hungría.- Encuentran un posible fresco de Botticelli en Hungría

Actualizado 08/06/2007 23:11:35 CET

BUDAPEST, 8 Jun. (EP/AP) -

Un fresco que pudo haber sido obra del artista del renacimiento italiano Sandro Botticelli fue encontrado entre las ruinas de un palacio húngaro en Esztergom, informó hoy el Ministerio de Educación y Cultura de Hungría.

"Podemos considerar que el fresco de Esztergom es obra de Botticelli, quizás su primera creación independiente", informó el Ministerio a través de un comunicado. El fresco, que contiene cuatro figuras femeninas representando las cuatro virtudes cardinales (sabiduría, templanza, valentía y justicia) fue primero desenterrado en la década de los 30, pero historiadores de arte y restauradores descubrieron después que una de las figuras presenta las marcas características del estilo de Botticelli.

Probablemente el fresco fue solicitado por el arzobispo Janos Vitez, líder de la Iglesia Católica húngara entre 1465 y 1472, como parte de la decoración de su palacio en la ciudad de Esztergom, a unos 50 kilómetros al noroeste de Budapest. Vitez tenía buenas relaciones con los artistas italianos y pidió al taller de Fra Filippo Lippi, donde era aprendiz Botticelli, que le decorara su estudio.

La parte del fresco atribuida a Botticelli es la figura femenina de la templanza. De acuerdo con la experta Zsuzsanna Wierdl, las líneas y características de la figura son muy similares a las de 'El nacimiento de Venus' de Botticelli, pintado unos 20 años después de la obra encontrado en Hungría. Mediante técnicas de cómputo, los expertos pudieron limpiar el fresco de restauraciones posteriores y alcanzar la capa más antigua, que es la que contiene las marcas características del taller de Lippi. Se cree que Botticelli, que nació alrededor de 1445 en Florencia, Italia y murió en 1510, también trabajó en la Capilla Sixtina en Roma y gozó del patrocinio de la familia Medici.