El huracán Bolsonaro también irrumpe en el Congreso, con Rousseff como gran derrotada

Dilma Rousseff
REUTERS / WASHINGTON ALVES
Publicado 08/10/2018 12:18:15CET

BRASILIA, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Partido Social Liberal (PSL), al que pertenece el ganador de la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Brasil, Jair Bolsonaro, ha aumentado considerablemente su presencia en la Cámara de Diputados, al término de una jornada que ha dejado a la expresidenta Dilma Rousseff como una de las grandes derrotadas al no lograr el escaño al que aspiraba en el Senado.

El PSL encara la nueva legislatura como la segunda mayor fuerza política de la Cámara Baja brasileña, después de hacerse con 52 de los 513 escaños que la conforman. La formación había obtenido en 2014 solo un representante, si bien antes de los comicios del domingo ya contaba con ocho.

El Partido de los Trabajadores (PT) se mantiene a duras penas como la formación con más diputados, con un total de 61, después de haber visto cómo se ha reducido la ventaja que venía ostentando durante estos últimos años. Su candidato presidencial, Fernando Haddad, se enfrentará a Bolsonaro en la segunda vuelta de las presidenciales.

Los mayores descensos en la Cámara de Diputados, sin embargo, los han sufrido el Movimiento Democrático Brasileño (MDB) y el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), que han pasado de ser la segunda y la cuarta fuerza, respectivamente, a una zona media en la que los Progresistas (PP) logran aguantar el envite como tercer mayor partido.

Las elecciones legislativas, en cualquier caso, confirman la creciente fragmentación de la política brasileña. La Cámara de Diputados contará en la nueva legislatura con representantes de una treintena de formaciones, mientras que un total de 21 tendrán presencia en el Senado, según el diario 'Folha de Sao Paulo'.

En la carrera por el Senado se han vivido precisamente algunas de las derrotas más sonadas de la jornada electoral, con Rousseff como una de las imágenes de la derrota. La expresidenta, apartada del poder en 2016 por un juicio político, aspiraba a volver a la primera línea con un escaño por Minas Gerais, pero ha quedado cuarta.

Tampoco estará en el nuevo Senado el actual presidente de la Cámara Alta, Eunício Oliveira, del MDB. De los 33 senadores que aspiraban el domingo a la reelección, ocho consiguieron repetir victoria, ha informado este lunes la Agencia Brasil.