Los huthis amenazan con más ataques con drones en Yemen

Policías huthis en Hodeida
REUTERS / ABDULJABBAR ZEYAD
Actualizado 13/01/2019 13:20:29 CET

SANÁ, 13 Ene. (Reuters/EP) -

Las milicias rebeldes yemeníes huthis han amenazado este domingo con más ataques con drones como el del pasado jueves contra un desfile militar en una base de la provincia de Lahaj en el que murieron varias personas. Este domingo también se ha informado de la muerte del jefe de los servicios de la Inteligencia militar de Yemen, el general Mohamed Tamah, herido el lunes en otro ataque de un avión no tripulado.

Un portavoz de los huthis, Yahya Sarea, ha explicado que el ataque del jueves fue "una operación legítima contra la agresión" y ha señalado que están ahora acumulando drones de fabricación propia.

"Pronto tendremos suficientes en la reserva estratégica como para lanzar más de una operación de drones en diferentes frentes a la vez", ha explicado en declaraciones a la prensa desde la capital, Saná, bajo control huthi como la gran mayoría de las zonas pobladas del país.

Este ataque se produce en medio de las negociaciones propiciadas por la ONU entre las partes contendientes, los huthis y el Gobierno reconocido por la comunidad internacional y liderado por el presidente Abdo Rabbu Mansur Hadi, que cuenta desde 2014 con el apoyo militar de una coalición internacional liderada por Arabia Saudí.

Al día siguiente del ataque del dron, la coalición militar saudí informó de la destrucción de un centro de comunicaciones y control de drones utilizado por los huthis.

Los huthis anunciaron en noviembre la suspensión de los ataques con drones y misiles contra Arabia Saudí, Emiratos Árabes unidos y sus aliados yemeníes, pero la tensión ha aumentado ante las discrepancias sobre la aplicación del acuerdo de mínimos alcanzado en diciembre que incluye un alto el fuego para la estratégica ciudad portuaria de Hodeida.

La guerra ha sumido al que ya era el país más pobre del golfo Pérsico en la peor crisis humanitaria del mundo. Según la ONU, unas 16.000 personas han muerto y el 80 por ciento de la población depende de la ayuda externa para sobrevivir.

Contador