Actualizado 05/08/2020 19:55:55 +00:00 CET

India refuerza la seguridad en Cachemira por el primer aniversario de una polémica reforma

Fuerzas de seguridad desplegadas en la Cachemira india
Fuerzas de seguridad desplegadas en la Cachemira india - Idrees Abbas/SOPA Images via ZUM / DPA

Miles de personas se manifiestan en Pakistán contra la "represiva decisión india"

SRINAGAR/ISLAMABAD, 5 (DPA/EP)

Las autoridades indias han desplegado este miércoles un fuerte operativo de seguridad en el estado de Jammu y Cachemira, ante la posibilidad de que se desaten protestas por el primer aniversario de la eliminación del estatus especial de la región, que ya han comenzado en el vecino Pakistán.

El Gobierno ha impuesto un toque de queda vigente martes y miércoles que el primer día se saldó sin incidentes y para esta segunda jornada se ha visto fortalecido con estrictos controles sobre los movimientos de personas, la suspensión del transporte público y el cierre de comercios y restaurantes.

Cientos de policías y paramilitares han patrullado las calles de Srinagar, la principal ciudad de la Cachemira india, para asegurarse de que sus habitantes respetan las medidas de seguridad.

El Gobierno de Narendra Modi ya revisó el nivel de seguridad en Jammu y Cachemira el pasado lunes, anticipando un mayor despliegue de uniformados para contener los posibles altercados.

Este 5 de agosto se cumple un año de la eliminación del artículo 370 de la Constitución, según el cual el estado de Jammu y Cachemira podía elaborar sus propias leyes y gozar de una excepcionalidad que no se contempla para otras regiones indias.

En estos años, el partido nacionalista de Modi, el Partido Popular Indio (BJP), no ha ocultado su deseo de eliminar el estatus especial de la Cachemira india por considerar que ha lastrado su integración en el resto del gigante asiático.

La decisión gubernamental suscitó entonces una fuerte reacción en Jammu y Cachemira y cientos de políticos y activistas locales fueron detenidos, mientras que los servicios de telefonía o Internet quedaron suspendidos.

"Hace un año fuimos testigos de cómo un Gobierno mayoritario mutiló y robó a Jammu y Cachemira a plena luz del día. Las estaciones pueden cambiar pero la traición nunca será olvidada o perdonada", ha dicho en Twitter la exministra principal del estado indio Mehbuba Mufti, cuya cuenta está gestionada por su hija porque ella sigue detenida.

PROTESTAS EN EL LADO PAQUISTANÍ

Entretanto, miles de personas se han manifestado este miércoles en Islamabad y otras grandes ciudades de Pakistán para protestar contra "la represiva decisión india" de arrebatar la autonomía a Jammu y Cachemira.

Las manifestaciones han congregado a políticos, sindicales y activistas entre los que destacan el presidente, Arif Alvi, y el ministro de Exteriores, Shá Mehmud Qureshi, que han asistido a la marcha en Islamabad.

Pakistán interpreta este cambio legal como una anexión por parte de India de Cachemira, una región sobre la que ambos países reivindican su soberanía y por la que ya se han enfrentado en dos guerras.

"El movimiento indio en Cachemira es la peor violación de derechos", ha dicho el presidente paquistaní. Por su parte, el primer ministro, Imran Jan, ha instado a la comunidad internacional a actuar para impedir que los ocho millones de musulmanes que hay en Cachemira sean víctimas de una persecución religiosa.

Jan ha manifestado además que Modi está "atrapado" u que "los cachemires atraviesan una era que, dio Dios quiere, terminará con su victoria". "Las naciones han cometido grandes errores en el pasado a partir de decisiones fundamentadas en el orgullo", ha dicho, en una crítica a su homólogo indio.

"A día de hoy Modi ha quedado expuesto ante el mundo. Ahora, el mundo está mirando a Cachemira. Se están cometiendo injusticias aquí, sin duda, pero no al nivel que habían planeado (las autoridades indias)", ha argüido, tal y como ha recogido la cadena de televisión paquistaní Geo TV.

Jan también ha hecho un movimiento controvertido en las últimas horas publicando un "nuevo mapa político" del país que incluye la zona de la región de Cachemira controlada por India.

El Ejército de Pakistán ha denunciado además durante la jornada la muerte de una joven de 18 años en un ataque por parte de India en la frontera en Cachemira, incidente que se ha saldado con otros seis civiles heridos, según la versión de Islamabad.

En respuesta, el Gobierno de Pakistán ha convocado al encargado de negocios de India, Gaurav Ahlawalia, para presentar una "firme protesta" por parte de las autoridades ante lo sucedido, según un comunicado publicado por el Ministerio de Exteriores.

SITUACIÓN "ALARMANTE" EN CACHEMIRA

Durante la jornada, un grupo de 17 relatores de Naciones Unidas han tildado de "alarmante" la situación de los Derechos Humanos en Cachemira y han reclamado a India y a la comunidad internacional "acciones urgentes" para abordar la situación.

"Si India no adopta medidas genuinas e inmediatas para resolver la situación, cumplir sus investigaciones para investigar los casos históricos y recientes de violaciones de los Derechos Humanos y evitar futuras violaciones de los mismos, la comunidad internacional debe intervenir", ha manifestado.

Así, han sostenido que la situación "está en caída libre" en la zona de Cachemira administrada por India desde la decisión de Nueva Delhi de retirar el estatus especial de la región. "Estamos particularmente preocupados porque durante la pandemia de coronavirus, muchos manifestantes siguen detenidos y las restricciones de Internet siguen en pie", han añadido.

Por otra parte, han recordado que "las familias esperan con agonía" informaciones sobre las investigaciones por los cientos de desapariciones en la región desde 1989 y han pedido a India que "programen las visitas pendientes" por parte de relatores de la ONU para analizar la situación "como un asunto urgente".

Las disputas en torno a la región de Cachemira, que se retrotraen a 1947, han provocado dos de las tres guerras que han mantenido ambos países desde su independencia de Reino Unido. En 1999 hubo un breve pero intenso enfrentamiento militar entre ambas potencias nucleares y desde 2003 se mantiene una frágil tregua.

Para leer más