La inseguridad jurídica, la principal traba para las infraestructuras portuarias en Colombia, según Compas

Publicado 02/10/2019 11:10:11CET
Gabriel Echavarría, presidente de Compas
Gabriel Echavarría, presidente de Compas - EUROPA PRESS

MADRID, 2 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Junta Directiva de la colombiana Compañía de Puertos Asociados (Compas), Gabriel Echavarría, ha lamentado que la inseguridad jurídica del país sea la principal traba para las infraestructuras portuarias del país debido a la falta de voluntad política.

En una entrevista a Europa Press coincidiendo con el III Congreso Iberoamericano para Presidentes de Compañías y Empresas Familiares que organiza el Consejo Empresarial Alianza por Iberoamérica (CEAPI) y que tiene lugar los días 1 y 2 de octubre en Madrid, Echavarría ha explicado "los cambios de reglas por razones políticas han generado mucha incertidumbre en el país, afectando a la inversión nacional y extranjera".

En ese sentido, ha expuesto que el funcionamiento de las infraestructuras portuarias no solo depende del Gobierno sino también de las Cortes, que "no han venido respetando lo ya acordado y que se han vuelto muy politizadas". "El Gobierno actual de Colombia está haciendo lo posible, mientras que el anterior no había hecho mucho", ha añadido.

LA EMPRESA FAMILIAR

El presidente de Compas, que este miércoles interviene en el Congreso de CEAPI dentro del panel 'La empresa familiar en la cuarta revolución industrial', ha destacado el cambio climático como "el desafío más grande" para este tipo de empresas, así como el cambio tecnológico.

Este último se debe a "las grandes diferencias generacionales donde los jóvenes quieren hacer sus propias cosas con la ayuda de la tecnología y no necesariamente lo pueden hacer dentro de la empresa familiar".

Al hilo de su participación en el Congreso, Echevarría ha reflexionado sobre el gobierno corporativo en las empresas familiares y sobre el protocolo existente en Compas en este sentido y que, entre otros aspectos, limita la participación de trabajadores de la familia en los puestos de dirección de la compañía. Lo contrario podría suponer, según sus palabras, una pérdida de oportunidad de atraer talento externo, con mejor preparación y más ambición.

Asimismo, la política de Compas en relación a la junta directiva consiste en un total de nueve miembros, la mayoría independientes, cuyo presidente no es miembro de la familia y el consejero delegado es independiente.

De esta forma, Echevarría ha explicado a Europa Press que si un miembro de la familia quiere trabajar puede hacerlo durante cinco años demostrando capacidad y cumpliendo ciertas reglas como haber trabajado en otras empresas que no fueran de la familia. Tras este periodo se tienen que retirar y pueden pasar miembro consejo directivo.

Contador

Para leer más