Irak.- Aparece un poema póstumo de Saddam Hussein escrito en sus últimos días de vida, según el NYT

Actualizado 06/01/2007 0:20:36 CET

NUEVA YORK, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

Días después de que el ex dictador iraquí muriera ahorcado en Irak por el asesinato de 148 chiíes en Dujahil en 1982, el diario norteamericano 'New York Times' publicó un poema supuestamente escrito por él en sus últimas horas de vida, y que habría sido dictado por un primo de este al diario, Muayed Dhamin al Hazza.

'Libera tu alma' es el título del poema del ejecutado ex dictador iraquí, cuya versión aparece sólo a la mitad en el rotativo. El escrito fue entregado por las autoridades junto con el cuerpo a sus familiares en Tikrit.

En el poema, Husein hace afirmaciones como "nuestro partido Baath florece como una rama que verdea", "los enemigos hacen planes, tienden trampas y avanzan a pesar de sus defectos" o "nunca nos arrodillamos ni cedemos en el ataque / pero igual tratamos al enemigo con honor", aunque en ningún momento hace mención a sus víctimas.

Esta es la versión íntegra publicada por el NYT: "Libérala, Libera tu alma. Libera tu alma. Es la compañera de la mía y tú el amado de mi alma. Ninguna casa podría haber albergado mi corazón como tú lo hiciste, si yo fuera esa casa, tú serías su rocío".

"Eres la brisa que alivia, tú refrescas mi alma y nuestro partido Baath florece como una rama que verdea. La medicina no cura al sufridor pero sí la rosa blanca". "Los enemigos hacen planes, tienden trampas y avanzan a pesar de sus defectos. Es un plan de arrogancia y de vacío que acabará por ser derrotado, lo arruinamos como el óxido devora el hierro, como un pecador consumido por sus pecados, nunca nos sentimos débiles, nuestra moral nos hizo fuertes".

"Nuestro honorable resiste, el compañero de nuestra alma, los enemigos metieron a la fuerza extraños en nuestro mar, y todo el que los sirve tendrá que llorar por eso. Aquí desnudamos nuestro pecho a los lobos y no temblaremos ante la bestia".

"Resistiremos a los retos más difíciles y los haremos retroceder, si Dios lo quiere. ¿Cómo les irá bajo tal presión? Pueblo mío, jamás te abandonamos y en las catástrofes, el partido es nuestro líder. Sacrifico mi alma por ti y por nuestra nación, la sangre es barata en los momentos difíciles. Nunca nos arrodillamos ni cedemos en el ataque pero igual tratamos al enemigo con honor".