Actualizado 21/08/2007 01:59 CET

Irak.- EEUU podría reducir sus tropas de combate en Irak en 2008 y reforzar el entrenamiento a efectivos iraquíes

WASHINGTON, 20 Ago. (EP/AP) -

Las autoridades militares norteamericanas podrían centrarse, dentro de las opciones estratégicas a seguir en Irak, en reducir sus tropas de combate en 2008 y reforzar el entrenamiento de tropas iraquíes, según explicó hoy una destacada fuente militar a la agencia AP.

A pesar de que el Ejército no cuenta con un plan para replegar a gran escala sus tropas el próximo año, explicó dicha fuente que apeló al anonimato, las autoridades están allanando el terreno para posibles repliegues de sus tropas a través de territorio turco y jordano. No obstante, puso de relieve el hecho de que las conversaciones en curso son independientes a las decisiones que adopte el presidente norteamericano, George W. Bush, sobre el nivel de tropas actual a mantener, entre otras cuestiones.

En la actualidad, Washington cuenta con 162.000 efectivos sobre el terreno en Irak, de los que 30.000 llegaron entre el pasado febrero y junio. No obstante, se espera que las cinco brigadas del Ejército enviadas a Bagdad, en el marco del plan de seguridad de la capital desplegado por Estados Unidos, sean retiradas a finales de verano.

Bush ha reconocido estar a favor de la recomendación hecha por el Grupo de Estudios para Irak, y contenida en el informe Baker-Hamilton, de mantener las tropas de combate en segunda línea de fuego como fuerza de apoyo una vez que Bagdad sea lo suficientemente estable.

Por otra parte, el senador demócrata Carl Levin, quien visitó la semana pasada Irak, aseguró hoy que el Parlamento iraquí debería expulsar al primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, chií, y sustituir a su Ejecutivo por otro menos sectario y que trabaje más por la reconciliación nacional entre chiíes, suníes y kurdos.

En una entrevista telefónica desde Tel Aviv, Levin reconoció que a pesar de la gran frustración por la falta de acción del Gobierno iraquí, las autoridades norteamericanas no pueden dictar quién gobierna el país.

Por su parte, el máximo responsable militar estadounidense en Irak, el general David Petraeus, hizo un llamamiento durante la convención anual de la Asociación de Veteranos de Guerras Exteriores para no desprestigiar los esfuerzos que realiza el Ejército y la Policía iraquíes para garantizar la seguridad en su país.

En algunas zonas del país, el trabajo conjunto entre efectivos de Estados Unidos e Irak, dijo, es "bastante robusto" y tras apuntar al hecho de que los iraquíes sufren tres veces más bajas que en el seno del Ejército norteamericano indicó que "no debe haber ninguna duda de que los soldados y policías iraquíes están muriendo por su país", recordó.