Actualizado 28/10/2007 00:23 CET

Irak.- Más de 25 muertos en una nueva jornada de violencia en Irak

Estados Unidos entregará el control de la seguridad en Kerbala a las autoridades iraquíes el próximo lunes

BAGDAD, 27 Oct. (EP/AP) -

Al menos 23 personas murieron o fueron halladas muertas en una nueva jornada violenta más en Irak. Hoy el ataque terrorista más grave fue el ocurrido en Jisr Diyala, una localidad de mayoría chií situada a unos 20 kilómetros al sureste de Bagdad, en el que murieron 8 personas y otras 13 resultaron heridas. El objetivo del atentado era una zona de restaurantes situada cerca de una estación de autobuses.

En el norte, los enfrentamientos entre milicianos de Al Qaeda en Irak y de grupos suníes en las inmediaciones de Samarra, en los que también participó la Policía, se saldaron con unos 16 milicianos muertos. Los combates estallaron tras los llamamientos de imanes locales a expulsar a Al Qaeda en Irak de la zona. Los dirigentes religiosos calificaron de "falsos muyahidines" a los combatientes de Al Qaeda en Irak, según informó un agente de la Policía bajo condición de anonimato.

También hoy, el Ejército estadounidense informó de la muerte de un militar de ese país, fallecido el jueves pasado durante una escaramuza con armas de fuego ligeras en la provincia de Salahudin, zona de mayoría suní situada al norte de Bagdad.

Otro incidente se saldó con el secuestro de un militante del Partido Islámico Iraquí en la ciudad de Mosul. El político, de 27 años de edad, fue hallado muerto unas cuatro horas después. Tres guardias de seguridad del partido fueron asesinados cuando intentaban recuperar el cadáver, según la Policía.

Por otra parte, también fue secuestrado a punta de pistola el teniente coronel de la Policía Amber Nussayif Jassim al Mahdawi. Al Mahdawi fue capturado junto a sus dos guardaespaldas en un falso control de carretera colocado en las inmediaciones de Muqdadiya, una localidad de mayoría chií situada a unos 90 kilómetros al norte de la capital, según explicó un oficial de la policía provincial de Diyala bajo condición de anonimato.

Al Mahdawi, suní, era el máximo responsable de la comisaría de Shahrban, en Muqdadiya, según estas fuentes.

ENTREGA DEL CONTROL EN KERBALA

Mientras, el comandante estadounidense en la región de Kerbala, el mayor general Rick Lynch, aseguró hoy que las fuerzas norteamericanas entregarán el próximo lunes el control de la seguridad en la provincia a las autoridades iraquíes a pesar de la violencia registrada en la provincia que enfrentó a miembros de distintas milicias rivales.

Lynch, comandante de la Tercera División de Infantería, afirmó que los iraquíes están preparados para asumir el control completo de su seguridad en esta pequeña provincia, donde están situados dos de los principales lugares santos chiíes, los mausoleos de Imam Abbas y de Imam Husein. En cualquier caso, las tropas estadounidenses seguirán dispuestas a intervenir si fuera necesario.

Kerbala se convertirá en la octava provincia que pase a ser controlada por las fuerzas iraquíes a pesar de que el presidente estadounidense, George W. Bush, anunció en junio que el Gobierno tendría el control de la totalidad del territorio en noviembre.

"Desde luego hay violencia en la zona, pero no de la magnitud suficiente como para preocuparme", declaró a AP. "Este lugar es el escenario de una lucha por el poder y la influencia y existen rivalidades entre chiíes, entre diferentes grupos que intentan lograr el control y a veces esto desemboca en la violencia, pero no es la suficiente como para que me preocupe", dijo durante su visita a una nueva base de patrulla que se construye en Nahrawan, una ciudad chií de 120.000 habitantes situada al sureste de Bagdad.