Actualizado 03/05/2007 06:52 CET

Irak.- Al menos 85 iraquíes muertos en distintos incidentes violentos registrados ayer en Irak

BAGDAD, 3 May. (EP/AP) -

Al menos 85 iraquíes murieron o fueron hallados muertos ayer miércoles en los distintos incidentes registrados en Irak, según informó la Policía. El incidente más grave fue un atentado suicida con coche bomba perpetrado en el barrio chií más importante de Bagdad, Ciudad Sadr, que costó la vida a al menos nueve personas. Además, el Ejército estadounidense informó de la muerte de tres soldados más en atentados perpetrados en la capital.

Otro de los atentados más graves fue el perpetrado contra un minibús en el que murieron ocho personas. El ataque, perpetrado con una bomba que explotó al paso del vehículo, tuvo lugar a unos 30 kilómetros al sur de Bagdad.

Dos soldados estadounidenses fallecieron y otros dos resultaron heridos cuando una bomba explotó cerca del vehículo que conducían en el sur de Bagdad. Otro soldado falleció en un atentado con bomba perpetrado en el oeste de la capital, informó el mando estadounidense.

Con estos ya son 3.354 los soldados del Ejército estadounidense fallecidos en Irak desde el comienzo de la invasión en marzo de 2003, según el recuento de la agencia AP.

La Policía iraquí también informó del hallazgo de los cuerpos acribillados de 55 personas presuntamente masacrados por escuadrones de la muerte. Treinta de ellos fueron hallados en Bagdad, mientras que otros diez aparecieron en Baquba. Las demás ejecuciones fueron perpetradas en Mosul, Bagdad y las comunidades del sur de la capital.

Horas antes, el Ejército anunció que la cuarta de las cinco brigadas militares adicionales prometidas por Washington para pacificar Bagdad, formada por 3.700 militares, aterrizó esta semana en Irak.

La Cuarta Brigada --nutrida de efectivos de la Segunda Brigada de Ataque de Fort Lewis, con cuartel en Washington-- será desplegada en Bagdad y en el norte de Irak, según fuentes castrenses, a la que se sumará una quinta brigada en junio.

Cuando esté completado el despliegue, la operación de seguridad lanzada en Bagdad contará con 28.000 efectivos estadounidenses adicionales, incluidos 20.500 soldados de combate y alrededor de 8.000 agentes implicados en actividades que van desde cubrir servicios de Inteligencia, puestos de policía militar, y aspectos logísticos.

Por su parte, el portavoz del Ejército iraquí, el general Qassim al Musaui, explicó que las operaciones que se desarrollan en la capital están centradas en la periferia de la capital, incluidas las ciudades suníes de Majmudiya y Madain.

"La semana que viene veremos más operaciones militares en ambas mitades de Bagdad", incidió en alusión al río Tigris que divide el este de Bagdad, chií, del oeste de la capital, de mayoría suní, tras explicar que "casi todas las operaciones militares están desarrollándose en la actualidad en las afueras de Bagdad".