Actualizado 06/02/2007 19:44 CET

Irak.- Un oficial se defenderá a si mismo ante la corte que le juzga por negarse a servir al considerar ilegal la guerra

NUEVA YORK, 6 Feb. (del corresponsal de EUROPA PRESS Carlos López) -

El teniente Ehren Watada se defenderá a si mismo ante el tribunal militar que lo juzga por negarse a participar en el despliegue en Irak al que fue destinado, tras considerar que la guerra en Irak es ilegal y que la Administración del presidente de Estados Unidos, George W. Bush, está cometiendo crímenes de guerra.

De 28 años de edad, Watada está acusado de negarse a embarcar con su unidad y discutir con un superior sobre la legalidad de la guerra. El juez que estudia el caso denegó ayer al abogado que defiende al militar la posibilidad de entrar en el debate de la legalidad de la guerra y rechazó la mayor parte de los testigos presentados.

Watada no es el primer oficial en negarse a ir a Irak pero es el primero que es juzgado en un tribunal militar. La acusación asegura al presentar los cargos contra él que su postura podría suponer una amenaza a la disciplina, la moral y la misión de los soldados desplegados en Irak por lo que reclaman cuatro años de prisión y baja deshonrosa.