Irán/R.Unido.- Un grupo de organizaciones advierte a Blair de que una acción militar contra Irán sería "catastrófica"

Actualizado 05/02/2007 19:15:43 CET

LONDRES, 5 Feb. (de la corresponsal de EUROPA PRESS, Marta Altuna) -

Un grupo de varias organizaciones que incluyen organizaciones caritativas, religiosas y sindicatos, advirtieron hoy al primer ministro británico, Tony Blair, de que cualquier acción militar contra Irán tendría consecuencias "catastróficas". Estas organizaciones pidieron a Blair que presione a Estados Unidos para que dialogue con Teherán.

La que fuera parlamentaria laborista, Lorna Fitzsimons, advirtió que "se está acabando el tiempo" para evitar que Irán se convierta en un protagonista nuclear. Estados Unidos y sus aliados occidentales sospechan que Irán está utilizando su programa de energía nuclear para fabricar armas atómicas, algo que niegan las autoridades del país.

Las últimas críticas del presidente estadounidense, George W. Bush, sobre un presunto apoyo iraní a la insurgencia en Irak han incrementado los miedos de que su Administración pueda estar contemplando un ataque. En el informe 'Tiempo para hablar: El caso de Soluciones diplomáticas para Irak', estas organizaciones acusan a Blair de utilizar la amenaza de una acción militar como un arma negociadora.

El que fuera secretario de Estado laborista y director del centro de Política Exterior, Stephen Twigg, dijo: "Las consecuencias de una acción militar no sólo son negativas sino que son impensables. Incluso de acuerdo con el peor de las previsiones, a Irán todavía le quedan años para tener armas nucleares". "Todavía hay tiempo para hablar y el primer ministro debe estar seguro que nuestros aliados lo hacen", indicó.

La organización caritativa Oxfam, los sindicatos Unison, GMB y Amicus, así como la organización 'Muslim Parliament and Christian Solidarity Worldwide' han firmado esta petición. "Una acción militar probablemente no sería corta sin que tuviera un profundo efecto en la región, con unas consecuencias que se sentirían mucho más allá", explica.

Por su parte, el responsable de Asuntos Exteriores del partido liberaldemócrata, Michael Moore, señaló: "Este es un informe que se hace público en un momento importante que reseña la necesidad de la comunidad internacional de darse más cuenta de las consecuencias potencialmente desastrosas que tendría una acción militar contra Irán". No obstante, los conservadores expresaron que lo importante "es mantener todas las opciones sobre la mesa".