Irán supera el límite de reservas de uranio poco enriquecido contemplado por el acuerdo nuclear de 2015

Actualizado 01/07/2019 16:32:25 CET
Central nuclear de Bushehr, en Irán
Central nuclear de Bushehr, en IránREUTERS / STRINGER . - Archivo

El Gobierno dice que el incumplimiento de sus compromisos es "reversible"

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Irán ha superado este lunes el límite de reservas de uranio poco enriquecido que contemplaba el acuerdo nuclear firmado en 2015, fijado en 300 kilogramos, según ha confirmado el Ejecutivo del país asiático.

El ministro de Exteriores iraní, Mohamad Yavad Zarif, ha indicado que el límite ha sido sobrepasado, tal y como estaba previsto por el programa nuclear y según había sido adelantado por las autoridades.

Asimismo, ha recalcado que Teherán está en su derecho de reducir sus compromisos con el acuerdo nuclear a causa de las sanciones estadounidenses, según la agencia iraní de noticias ISNA.

La confirmación de Zarif ha llegado horas después de que fuentes oficiales citadas por la agencia FARS apuntaran que los inspectores de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) han confirmado durante sus trabajos que las reservas han superado el citado nivel.

Este hecho ha sido igualmente confirmado por la AIEA, según la cadena de televisión británica BBC. "Podemos confirmar que el director general de la AIEA, Yukiya Amano, ha informado a la Junta de Gobernadores que la agencia ha verificado que la reserva total de uranio enriquecido de Irán supera los 300 kilogramos", ha señalado un portavoz del organismo.

Poco antes, un portavoz de la AIEA había dicho que el organismo "es consciente" de las informaciones y ha agregado que "los inspectores están sobre el terreno e informarán en cuanto las reservas hayan sido verificadas", según la agencia de noticias Reuters.

Por su parte, el portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Abbas Musavi, ha destacado que las medidas para dejar de lado parte de los compromisos con el acuerdo nuclear son "reversibles".

"Hemos trasladado a los (países) europeos que, si se dan pasos más exhaustivos y completos, la reducción de los compromisos es reversible. Si no, continuaremos (en esta línea)", ha dicho, según ha recogido ISNA.

"CUENTA ATRÁS"

El portavoz de la Organización para la Energía Atómica de Irán (OEAI), Behruz Kamalvandi, resaltó el 17 de junio el inicio de la "cuenta atrás" para "superar el techo de 300 kilogramos" en un plazo de diez días.

Asimismo, señaló que Irán podría incrementar el enriquecimiento de uranio hasta el 20 por ciento para su uso en reactores locales, mientras que el acuerdo fija el límite en el 3,67 por ciento.

"Hay dos escenarios, incluido uno que contempla aumentar el enriquecimiento más allá del 3,67 por ciento para el reactor de Bushehr, que necesita un cinco por ciento de combustible, o producirlo del 20 por ciento para el reactor (de investigación) de Teherán", explicó.

Kamalvandi planteó además la posibilidad de que Irán utilice toda la producción de agua pesada a nivel interno, antes de agregar que "la planta de agua pesada (...) está preparada para incrementar su capacidad".

Esta situación se da después de que Irán anunciara que dejaría de cumplir parte de sus compromisos con el acuerdo debido a la retirada de Estados Unidos del mismo en mayo de 2018 y de su decisión de reimponer sanciones contra Teherán.

Ante esta situación, Irán anunció en mayo que dejaría de cumplir algunos de sus compromisos y dio de plazo 60 días para reanudar el refinamiento de uranio a un nivel más alto si el resto de firmantes del acuerdo no son capaces de garantizar los intereses de Teherán.

El resto de países firmantes han mantenido su compromiso con mantener el acuerdo en vigor, si bien Irán sostiene que las medidas adoptadas por los países europeos no son suficientes para compensar el impacto de las sanciones estadounidenses.

LAS CONVERSACIONES EN VIENA

En este sentido, la delegación iraní en Viena afirmó el viernes que las conversaciones sostenidas en torno al acuerdo nuclear suponen "un paso adelante", si bien resaltó que aún no se han producido avances que satisfagan las exigencias de Teherán.

"No creo que el progreso logrado hoy sea suficiente para detener nuestro proceso (de reducir la aplicación de los compromisos con el acuerdo), pero la decisión será tomada en Teherán", manifestó el viceministro de Exteriores, Abbas Araqchi.

Horas después, la oficina de la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, desveló que Francia, Reino Unido y Alemania confirmaron que el mecanismo comercial especial, conocido como Instex, "está operativo y disponible a todos los estados miembro de la UE" y que "ya se están procesando las primeras transacciones".

En este sentido, Araqchi dijo que para que el Instex sea "útil", los países europeos "deben comprar petróleo o considerar líneas de crédito".

En su comunicado, la UE recalcó que el acuerdo nuclear "sigue siendo un elemento clave de la arquitectura internacional para la no proliferación, respaldado de forma unánime por la resolución 2231 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas".

Así, subrayó que "ante las recientes tensiones, su preservación sigue siendo esencial para la estabilidad y seguridad regional", al tiempo que desveló que los participantes en la región han "destacado la importancia clave de mantener la aplicación total y efectiva por parte de todos los firmantes".

"Al mismo tiempo, los participantes han afirmado que retirar las sanciones es una parte esencial del acuerdo y han revisado sus compromisos respectivos en este sentido", zanjó la oficina de Mogherini.

Contador

Para leer más