Irlanda avisa de que no aceptará un plan de emergencia del Brexit que pueda anular unilateralmente Reino Unido

 Simon Coveney
REUTERS / CLODAGH KILCOYNE - Archivo
Publicado 05/11/2018 11:30:16CET

DUBLÍN, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores de Irlanda, Simon Coveney, ha asegurado este lunes que su Gobierno y la Unión Europea no aceptarán en ningún caso un plan de emergencia (el llamado Backstop en jerga comunitaria) que pueda ser desactivado de manera unilateral por Reino Unido.

"La posición irlandesa continúa siendo la misma y es muy clara al decir que un plan de emergencia limitado en el tiempo o un plan de emergencia que pudiera ser finalizado por Reino Unido de manera unilateral nunca será acordado por Irlanda o la Unión Europea", ha dicho el jefe de la diplomacia irlandesa, en un mensaje publicado en su cuenta oficial de la red social Twitter.

"Esas ideas no son planes de emergencia en absoluto y no cumplen los compromisos previos de Reino Unido", ha recalcado Coveney. El ministro de Exterior irlandés ha lanzado este mensaje después de que el diario 'The Daily Telegraph' informara de que el ministro británico para el Brexit, Dominic Raab, trasladó en privado que Reino Unido reivindica su derecho a poder desactivar de manera unilateral el plan de emergencia, que establece que se mantendrá la frontera 'suave' entre las dos Irlandas hasta que se alcance un acuerdo sobre el Brexit, cuando hayan transcurrido tres meses de su aplicación.

El tema de la frontera entre Irlanda y la región británica de Irlanda del Norte sigue siendo uno de los principales escollos para alcanzar un pacto definitivo sobre el proceso de salida de Reino Unido de la Unión Europea.

El mensaje del ministro de Exteriores irlandés ha sido secundado minutos después por la 'número dos' del equipo negociador de la Unión Europea, Sabine Weyand, que ha difundido el 'tuit' de Coveney añadiendo un comentario irónico: "Parece que todavía es necesario repetir esto".

Tras una reunión mantenida el viernes en Dublín, Coveney y David Lidington, ministro del Gabinete británico y 'número dos' de facto de Theresa May, aseguraron que ambos países estaban "muy cerca" de resolver sus diferencias en el tema de la frontera entre las dos Irlandas.

Por su parte, el secretario de Estado de Servicios Financieros de Reino Unido, John Glen, ha asegurado que el Gobierno confía en que se alcance "de manera inminente" un acuerdo sobre el Brexit, según informa Reuters.

"Estoy extremadamente confiado en que alcanzaremos un acuerdo de forma inminente", ha afirmado, en una conferencia económica en Londres. "Hay un terreno común. Por eso estamos cada vez más optimistas en la expectativa de alcanzar un acuerdo", ha añadido.

Glen ha señalado que el Ejecutivo de Londres da prioridad a la necesidad de tener un acuerdo a largo plazo y de alcanzar la mejor solución para el sector financiero. "No hay un competidor que merezca reemplazarnos", ha dicho el secretario de Estado británico, antes de señalar que no habrá un "aislamiento" regulatorio.

Por último, ha afirmado que la pérdida de puestos de trabajos por traslados de empresas fuera de Reino Unido solo ha supuesto una fracción de lo que los "alarmistas" habían pronosticado.