Actualizado 06/08/2021 14:51 CET

Israel ataca posiciones en Líbano tras el lanzamiento de cerca de 20 cohetes por parte de Hezbolá

Archivo - Militares del ejércitro de Israel desplegados en los Altos del Golán, en la frontera norte con Líbano
Archivo - Militares del ejércitro de Israel desplegados en los Altos del Golán, en la frontera norte con Líbano - - / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Ejército de Israel ha asegurado este viernes que ha llevado a cabo ataques con artillería contra el sur de Líbano en respuesta al lanzamiento de cerca de 20 proyectiles contra el país por parte del partido-milicia chií Hezbolá, en medio del aumento de las tensiones y los incidentes de este tipo durante los últimos días.

"En respuesta a los más de diez cohetes que acaban de ser disparados a Israel desde Líbano, estamos golpeando los puntos de lanzamiento de cohetes en Líbano", ha señalado el Ejército israelí a través de su cuenta oficial en la red social Twitter.

"No permitiremos que los ataques contra civiles israelíes queden sin respuesta", ha agregado, tras publicar un vídeo sobre el momento del disparo de los proyectiles, la mayoría de los cuales han sido interceptados por los sistemas de defensa antiaérea.

Hezbolá ha reclamado la autoría del lanzamiento de los proyectiles y ha recalcado que es "una respuesta" a los bombardeos ejecutados el jueves por el Ejército de Israel en el sur de Líbano, tal y como ha recogido la cadena de televisión libanesa Al Manar, vinculada al grupo.

Tras ello, el Ejército israelí ha detallado que Hezbolá ha disparado un total de 19 proyectiles, diez de los cuales han sido interceptados por el sistema 'Cúpula de Hierro', mientras que seis han impactado en espacios abiertos y tres han caído en territorio libanés.

"No toleraremos ninguna agresión contra los civiles israelíes y seguimos preparados para cualquier situación operativa", ha añadido, si bien el portavoz del Ejército ha apuntado que considera que Hezbolá disparó contra zonas no habitadas.

El portavoz ha manifestado que "el grupo terrorista Hezbolá, respaldado por Irán, ha disparado específicamente lejos de zonas pobladas". "No tenemos interés en intensificar el conflicto o iniciar una guerra, pero no permitiremos que la zona fronteriza se convierta en una línea de frente activa", ha reiterado.

En este sentido, ha argumentado que los disparos de este viernes "son un intento del grupo terrorista de demostrar que controla la región del sur de Líbano después de que una facción palestina disparara el miércoles proyectiles contra Israel", según ha recogido el diario israelí 'Yedioth Ahronoth'.

En este contexto, el primer ministro israelí, Naftali Bennett, se reunirá en las próximas horas con el ministro de Defensa, Benjamin Gantz, y el jefe del Ejército, Aviv Kohavi, así como otros miembros de la cúpula de seguridad para abordar la situación, según ha informado el diario 'The Times of Israel'.

Por su parte, el Ejército libanés ha señalado en un comunicado publicado en su página web que "una unidad del Ejército en la localidad de Shuaya ha arrestado a cuatro personas por el disparo de los cohetes y se ha incautado la lanzadera usada en la operación".

"Las unidades del Ejército desplegadas sobre el terreno, en coordinación con la Fuerza Provisional de Naciones Unidas para Líbano (FINUL), están adoptando las medidas de seguridad necesarias para restaurar la calma en la zona", ha reseñado.

LA ONU PIDE UN ALTO EL FUEGO

Por su parte, la FINUL ha indicado a través de Twitter que "ha detectado el lanzamiento de cohetes desde Líbano y el disparo de fuego de artillería por parte de Israel". "Esta es una situación muy grave y pedimos a todas las partes que cesen el fuego", ha agregado.

En esta línea, el jefe de la FINUL, Stefano del Col, ha lamentado que "una vez más se hayan visto disparos de cohetes desde el norte del área de la FINUL hacia Israel y una devolución del fuego". "Durante mi interacción con funcionarios de ambos países durante las últimas horas, he pedido máxima contención. La escalada de los últimos dos días debe detenerse", ha dicho a través de Twitter.

El Ejército israelí lanzó el jueves ataques aéreos en el sur del país vecino tras el disparo de tres proyectiles durante la jornada del miércoles, dos de los cuales impactaron en territorio israelí, sin causar víctimas.

El presidente libanés, Michel Aoun, abogó el jueves por presentar una denuncia ante Naciones Unidas y recordó que los bombardeos "son los primeros desde 2006", en referencia al fin de la guerra. Así, criticó las "crecientes intenciones agresivas" del Gobierno israelí.

Asimismo, el Ejército israelí realizó a finales de julio disparos de artillería contra territorio libanés en respuesta al lanzamiento de dos cohetes contra el país. Tras ello, Bennett emitió posteriormente una advertencia al país vecino sobre cualquier ataque de este tipo.

Los recientes ataques con proyectiles contra Israel habían sido achacados a milicias palestinas que operan en Líbano, si bien Hezbolá mantiene el control del sur del país y las autoridades israelíes consideran poco probable que hayan sido llevados a cabo sin algún tipo de aprobación tácita por parte del grupo.

Israel y Líbano están técnicamente en guerra y no mantienen relaciones diplomáticas. La frontera terrestre ha sido escenario de tensiones durante los últimos meses, en parte por la ausencia de un acuerdo para su demarcación, mientras que ambos países han iniciado contactos indirectos para delimitar su frontera marítima.

Para leer más