Actualizado 27/04/2007 01:08 CET

Israel.-La presidenta en funciones de Israel asegura que "hablar con Hamás sería darles licencia para matar" a israelíes

Insiste en que el conflicto "va más allá" de la territorialidad y pide a los países europeos hacer un esfuerzo por entender su "complejidad"

MADRID, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del Parlamento israelí y presidenta en funciones de la jefatura del Estado hebreo, Dalia Itzik, explicó hoy en relación con el proceso de paz en Oriente Próximo que "hablar ahora con Hamás sería darles licencia para matar" a israelíes, y destacó que las tres condiciones para abrir las negociaciones con el Gobierno de unidad nacional palestino "fueron estimuladas por el Cuarteto (de Madrid para Oriente Próximo (Rusia, Estados Unidos, UE y ONU)" y no por Israel. Esto significa el reconocimiento del Estado israelí, la renuncia a la violencia y la aceptación de los acuerdos previamente suscritos entre Israel y la Organización para la Liberación de Palestina (OLP).

La presidenta de la Knesset hizo estas declaraciones en el marco de la conferencia 'Israel ante los desafíos internos y externos: Una apuesta por la paz y la democracia', celebrada en el Congreso de los Diputados en Madrid e impulsada por el la Fundación Diálogo Europeo y la Asociación Solidaridad España Israel, en colaboración con la Embajada israelí en Madrid. Una ponencia en la que estuvo flanqueada por los moderadores el diputado Jordi Marsal y el presidente de la Asociación Solidaridad España Israel, Fernando Álvarez-Barón.

En la misma, Itzik reconoció que el conflicto en Oriente Próximo no es exclusivamente "un conflicto territorial", ya que, insistió, de ser así "se hubiera solucionado hace mucho tiempo". Así, recordó que en septiembre de 2005, el Ejecutivo de Ariel Sharon evacuó dicho territorio y a pesar de eso "se envían todos los días (cohetes) Qassam desde Gaza" contra territorio israelí. Destacó que Sharon aprobó dicha evacuación incluso, dijo, siendo "contrario a la idea".

Tras la evacuación israelí de Gaza "¿qué pasó?", resaltó la presidenta en funciones, que los palestinos "se matan entre ellos y de vez en cuando lanzan algún misil". En este sentido, denunció el uso que hacen los palestinos de menores como "escudos humanos" y recordó que los políticos en Israel "no permiten al Ejército disparar contra la población civil", motivo por el que resaltó hay en la actualidad en curso "una comisión de investigación" al respecto.

En este sentido, reconoció que se le ponen "los pelos de punta", siendo madre de tres hijos, cuando las madres envían a sus hijos a "inmolarse". "¿Si les esperan 70 vírgenes en el cielo, por qué no van ellos en vez de mandar a sus hijos", denunció.

Itzik reconoció que el conflicto entre palestinos e israelíes "va más allá" de la disputa territorial y si bien reconoció que "no todos los musulmanes son terroristas, el terrorismo (sí) es musulmán" al tiempo que destacó que "Israel es el único país democrático" en Oriente Próximo. "La raíz del terrorismo es muy profundo", reconoció.

El problema, insistió, "es que Hamás amenaza a Abu Mazen (nombre de guerra del presidente palestino, Mahmud Abbas", de quien dijo ser "amigo personal". "Los palestinos moderados están amenazados. Tenemos que protegerles", manifestó. En este sentido, se mostró partidaria de apoyar a países árabes moderados como Jordania y Egipto, los únicos que han sellado la paz con Israel.

"¿Cómo puede Israel sentarse con el primer ministro palestino, el doctor (Ismael) Haniyeh, cuando el sábado pasado dijo: 'Nunca reconoceré a Israel'?", denunció la presidenta en funciones de Israel, quien explicó que la apertura a negociaciones por parte de los territorios palestinos es simplemente, dijo, "táctica". "Israel no podrá hablar con Hamás hasta que reconozca a Israel", zanjó.

Por este motivo, consideró que los países europeos "pueden convertirse en grupos de presión", a pesar de incidir en la idea de que ciertos países europeos, los cuales no nombró, "no comprenden" la complejidad del conflicto palestino-israelí. Algunos incluso, dijo, "se permiten el lujo de cansarse del conflicto", algo que Israel, incidió, "no se puede permitir sentir".

Asimismo, lamentó que "Europa casi siempre ha reaccionado poco y tarde" en relación al conflicto, e invitó a los países europeos a ser junto a Israel "embajadores de la paz". "Los europeos tienen que despertarse. Estamos en el mismo barco", aseguró, añadiendo que "el Cuarteto y la comunidad internacional tienen que insistir" también.

Por otra parte, Itkiz destacó que, siendo ella ministra en el Gobierno de coalición de Ariel Sharon "facilitó fondos para los palestinos", algo que "no ha funcionado" para traer la paz a Oriente Próximo. Asimismo, reparó en que los países árabes "son ricos en recursos", por lo que, a su juicio, "no hay razón para que (los palestinos) pasen hambre".

Tras recordar que Israel, desde su fundación como Estado en 1948, ha "sufrido diez guerras", se preguntó qué país estaría dispuesto a "recibir Qassam todos los días" en su territorio. "En Israel el café se paga con la vida porque no sabes por dónde va a venir la bomba", lamentó.

"No soy pesimista", reconoció no obstante respecto al proceso de paz, ya que de ser así "no viviría en Israel", admitió. De Israel, dijo, "es un país moral y justo". "Hemos hecho todo lo posible por la paz", concluyó.

LÍBANO

Respecto a la Segunda Guerra en Líbano, Itkiz denunció que "durante seis años se hayan estado armando" en clara alusión a la milicia chií libanesa Hezbolá, gracias en parte destacó a la contribución armamentística de Irán y Siria --quienes a su juicio "sólo echan más leña al fuego".

"Durante seis años crearon búnkeres" y acumularon "armas monstruosas", criticó, preguntándose por qué a diferencia de Israel. "¿no invirtieron en ordenadores?".

En este sentido, denunció que Hezbolá "domina al Ejecutivo Gobierno (del primer ministro Fuad Siniora) y también al país" y aseguró que Israel podía "haber ganado la guerra más fácil", si no se hubiera plegado al derecho internacional sobre uso de armas.

IRÁN

La presidenta de la Knesset se preguntó qué pasaría "si Israel se levantara y dijera vamos a borrar a otros país del mapa", recordando las incendiarias declaraciones del presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, de quien dijo "estar ahora construyendo los instrumentos necesarios para ello (borrar a Israel del mapa)" y lamentó "no ver" a España entre las voces críticas en contra de Irán.

La República Islámica de Irán, a su juicio, "no tiene lugar" en organismos tales como Naciones Unidas y recordó que Ahmadineyad no sólo amenaza a Israel sino que constituye "un peligro para el mundo entero". "El presidente iraní necesita tratamiento psiquiátrico", aseveró, por usar "expresiones primitivas".

Respecto a la proliferación de las armas atómicas, reconoció que es un "tema difícil". "No sé si Israel tiene la bomba atómica o no", incidió Itzik, aunque insistió en la necesidad de que "el mundo entero actúe contundentemente y también España" para que Irán no se abastezca de armas atómicas.