Italia.- Los miembros de la coalición de Prodi cierran filas y piden a Napolitano que se mantenga al Gobierno

Actualizado 23/02/2007 19:44:11 CET

El centro-derecha reclama a Napolitano que no vuelva a confiar el Ejecutivo a Prodi sino a un "Gobierno de responsabilidad nacional"

ROMA, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los dirigentes de los partidos que integran la Unión, la coalición que lidera Romano Prodi, tienen un mensaje claro que dar al presidente de la República, Giorgio Napolitano, durante los encuentros que mantendrán con él esta tarde en el Quirinale: el actual Gobierno puede continuar sometiéndose a un voto de confianza en las dos Cámaras.

"No estamos hablando de un (gobierno) 'Prodi bis', sino de un 'Prodi 1' que volverá a las Cámaras, si el presidente de la República lo decide así", señaló el viceprimer ministro y líder de El Olivo, Francesco Rutelli, antes de reunirse con el jefe de Estado.

Por su parte, el ministro de Exteriores --y causante en parte de la actual crisis--, Massimo D'Alema, subrayó que con su pacto de doce puntos que la Unión aprobó anoche, Prodi "ha dejado claro las decisiones fundamentales que deben caracterizar el relanzamiento de la acción de Gobierno". "Sobre esta base se puede volver a partir", aseveró.

Mientras, los encuentros de Napolitano con los principales dirigentes políticos han continuado, tras los mantenidos esta mañana con los líderes del centro-derecha. A su salida del Quirinale, el líder del Partido de los Comunistas Italianos (PCI), Oliverio Diliberto, "hemos pedido al presidente Napolitano que devuelva al Gobierno Prodi a las Cámaras para un nuevo voto de confianza". En este sentido, dijo que su partido está "dispuesto a apoyar al programa elaborado antes de las elecciones y renovado ayer".

También el líder de Italia de los Valores, Antonio di Pietro, dijo que su partido "está dispuesto a renovar la confianza al Gobierno Prodi, siempre y cuando se le pida al Parlamento, para seguir adelante". En este sentido, tras su reunión en el Quirinale, se mostró convencido de que el centro-izquierda cuenta los votos suficientes para sacar adelante la moción de confianza.

"He confirmado al jefe del Estado el pleno apoyo de los Verdes a Romano Prodi, a la Cámara (de Representantes) y al Senado", subrayó el líder de este partido, Alfonso Pecoraro Scanio, insistiendo en que "este Gobierno tiene que continuar la acción de saneamiento del país y llevar a cabo el cambio ecológico que es necesario".

REACCION DEL CENTRO-DERECHA

Totalmente diferente ha sido la postura defendida por la coalición opositora de centro-derecha de la Casa de las Libertades, si bien esta no ha sido homogénea. Su máximo dirigente, el líder de Forza Italia, Silvio Berlusconi, dijo que había pedido al jefe de Estado que tome nota de que "este Gobierno no ha estado, no está y no estará nunca en grado de gobernar".

"Desde el principio, en el Senado no ha podido contar con una mayoría autosuficiente", recordó el ex primer ministro, en referencia a la ajustada mayoría lograda por el centro-izquierda en los comicios de abril.

Además, aprovechó para reprochar lo que a su juicio ha hecho mal Prodi en estos 281 días de Gobierno. "Ha comprometido la credibilidad internacional del país, ha aumentado los impuestos a los ciudadanos, ha destruido las reformas que llevó a cabo con grandes fatigas el anterior Gobierno, ha bloqueado gran parte de las obras públicas ya iniciadas". "Por tanto, por el bien de nuestro país, hemos pedido que no se repita un Ejecutivo que ya ha provocado bastantes daños", subrayó.

Desde la Liga Norte, su líder en el Senado, Roberto Castelli, subrayó que "el único modo de salir de la crisis de Gobierno es disolver el Parlamento y volver a las urnas". "Para la Liga no hay otras opciones disponibles", remachó, considerando que hay que "dar la palabra a los electores, para que puedan elegir una mayoría clara".

Por su parte, el secretario de la Unión de Demócratas Cristianos (UDC), Lorenzo Cesa, consideró que lo que hay que hacer es "confiar a una alta responsabilidad" la formación de un nuevo Ejecutivo. Hay que poner en marcha un "Gobierno de responsabilidad nacional". Este nuevo gabinete "deberá tener un programa claro y definido, con particular referencia a la ley electoral que hemos propuesto sobre el modelo alemán".

Mientras, el líder de Alianza Nacional, Gianfranco Fini, opinó que lo que tiene que hacer Napolitano es comprobar si en el Senado existe una mayoría política y numéricamente suficiente "sin los senadores vitalicios". "Nadie contesta el derecho de los senadores vitalicios a votar, pero un senador vitalicio no puede responder a un programa de Gobierno, sino únicamente a su conciencia", agregó.