Actualizado 02/12/2015 19:39 CET

El jefe de la misión contra las mafias en el Mediterráneo pide comenzar a entrenar ya a los guardacostas libios

Confirma que ha caído el flujo de inmigrantes a Europa por el mayor control de Egipto que dificulta su entrada en Libia y el auge de la ruta de los Balcanes

BRUSELAS, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

El comandante de la operación naval EUNavfor Med 'Sofia' de la UE contra las mafias que trafican con inmigrantes en el Mediterráneo, contraalmirante italiano Enrico Credendino, ha defendido la necesidad de comenzar ya a entrenar a la Marina y guardacostas libios para que ellos puedan patrullar y controlar sus propias aguas territoriales.

"Al final al final de la misión, deben poder patrullar y controlar (sus aguas) para impedir a los inmigrantes que salgan de Libia. Por eso necesitamos que alguien empiece este entrenamiento. No es parte del mandato de Sofía, pero hay muchas posibilidades para empezar este entrenamiento", ha explicado en rueda de prensa el jefe de la operación europea.

Credendino ha admitido que "es una decisión política" pero ha defendido que los libios "tienen más capacidades hoy". "Y creo que alguien debe comenzar lo antes posible este entrenamiento", ha recalcado.

"Es extremadamente importante el entrenamiento de los guardacostas y la Marina de Libia. No tenemos mandato. No hay una decisión política. Pero creemos que esto debe ser parte de nuestra política en el futuro", ha agregado el presidente del Comité Militar de la Unión Europea, máxima autoridad militar europea, general griego Mijail Kostarakos, quien ha incidido en la responsabilidad de patrullar y controlar sus aguas territoriales de las autoridades libias. "Cuando no nos necesiten será el momento en que hemos cumplido nuestra misión", ha dicho.

"En términos de resultados hemos producido un efecto de disuasión en los traficantes", ha asegurado el contraalmirante italiano.

"Nuestras acciones han contribuido a la detención de 43 traficantes sospechosos y hemos impedido que 46 barcos sean reutilizados por los traficantes", ha explicado, recordando que las fuerzas de la misión se incautan de "todas las prueba a bordo" para apoyar los casos judiciales. Kostakaros ha precisado que los traficantes detenidos son "de muchas nacionales", incluidos de Libia, Túnez, Egipto y Bangladesh.

"Las autoridades italianas judiciales investigan y si tienen suficientes pruebas juzgan", ha recordado Credendino, al tiempo que ha recordado que los barcos detenidos que no pueden arrastrar a puerto "son desechados".

Al mismo tiempo, la misión europea ha contribuido a salvar "más de 5.700 vidas", cifras que han permanecido sin cambios en la última semana.

Credendino ha reconocido que desde el inicio de la operación, que comenzó su fase operativa para actuar contras los traficantes en aguas internacionales el 7 de octubre, han observado "una reducción del flujo de la inmigración que origina en la costa libia", "la primera reducción del flujo en los últimos tres años".

BAJA EL FLUJO

"Hay tres razones principales para ello: el aumento de la seguridad en Egipto está haciendo más difícil que los inmigrantes lleguen a Libia procedentes de Oriente Próximo, la ruta este (de los Balcanes). Como es principalmente una ruta terrestre es mucho más segura y EUNavfor Med ha comenzado a tener un efecto disuasorio", ha precisado. "Hoy no es posible para los traficantes entrar en las aguas internacionales porque saben que les vamos a detener", ha dicho la máxima autoridad griego.

Kostarakos ha admitido que cuando se lanzó la misión el flujo de inmigrantes se distribuía al 50% entre la ruta de entrada por el sur y el este. "Hoy llega el 20% por el sur y el 80% por el este", ha confirmado el general griego, que ha insistido en que la ruta del sur es "la más peligrosa". "Desde enero casi 3.000 personas han muerto intentando abandonar Libia", ha dicho.

"La misión no es un bloqueo del Norte de África ni una operación contra Libia", ha subrayado con todo el contraalmirante Credendino, que ha destacado además que todas las acciones de la misión "se llevan a cabo de acuerdo con el Derecho Internacional y bajo la resolución del Consejo de Seguridad 2240" que autoriza a inspeccionar a los barcos sospechosos de traficar con inmigrantes en aguas internacionales.

"El principio de non refoulement (no devolución) siempre se aplica y esto significa que ninguna persona rescatada puede ser desembarcada en un tercer país", ha precisado. Los inmigrantes también se llevan a Italia en virtud del acuerdo de los Veintiocho para lanzar la misión, a la que España contribuye una fragata, un helicóptero y un avión de patrulla.

DAESH, EN SIRTE PRINCIPALMENTE

El jefe de la operación ha insistido en que son "muy conscientes" sobre la necesidad de "respetar los principios de los Derechos Humanos" en todo momento y toman "todas las medidas para evitar provocar daños a terceros o bajas". "Hasta ahora no hemos tenido que usar la fuerza"; ha agregado el militar griego.

Preguntado por la presencia del Estado Islámico en Libia, el contraalmirante Credendino ha explicado que saben que "Daesh está en Sirte" principalmente, aunque "puede haber algunas células" en Tripolitania, la antigua colonia italiana, que hoy comprende la zona occidental bajo control de Tobruk.

El jefe de la operación naval ha admitido que tiene que "esperar a que haya un Gobierno de unidad nacional (en Libia)" para poder actuar en aguas libias contra las mafias porque, primero, necesitan obtener una invitación de las autoridades libias y una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU para autorizarles. "Pero estamos por supuesto listos", ha explicado.

Para leer más