Actualizado 28/11/2017 21:56 CET

Un juez condena al hijo del capo Totó Riina a un año en un centro de trabajo

La viuda y el hijo de Totó Riina, Giuseppe Salvatore Riina, en su funeral
REUTERS / GUGLIELMO MANGIAPANE

ROMA, 28 Nov. (Reuters/EP) -

Un juez italiano ha condenado esta martes a pasar un año en una unidad de trabajo al mafioso convicto e hijo del antiguo jefe de la mafia siciliana Salvatore Totó Riina.

La duración de la condena que ha impuesto el juez ha sido menor a la que pedía el fiscal de Padua, que solicitaba hasta tres años.

A criminales como éste, considerados peligrosos para la sociedad o potencialmente reincidentes, se les puede enviar a estas unidades especiales de seguridad, llamadas centros de trabajo en Italia, cuyo objetivo es reinsertar a los presos en la sociedad mediante el trabajo manual. Por el momento, no se sabe cuál de las cinco unidades de trabajo que hay en Italia acogerá al hijo de Totó Riina.

Giuseppe Salvatore Riina, de 40 años, ha estado bajo vigilancia policial en la ciudad norteña de Padua y ya en 2004 se le sentenció a cerca de nueve años de prisión antes de que fuera puesto en libertad.

Investigadores romanos han demostrado que tenía contactos con traficantes de drogas y que solicitó a un juez de Padua que le mantuviera bajo la más estricta seguridad.

Esta condena se ha producido solo dos semanas después de morir su padre, que dejó a la mafia siciliana sumida en un futuro incierto. Totó Riina logró cambiar toda la estructura de la mafia de Sicilia y concentró todo el poder en sus manos. Pero la brutalidad que le caracterizaba provocó que cientos de mafiosos testificaran contra él, lo cual permitió que los magistrados pudieran perseguirlo.

Para leer más