El juicio contra tres activistas europeas de FEMEN arrestadas en Túnez se celebrará el 5 de junio

Actualizado 01/06/2013 4:09:18 CET

MADRID, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

El juicio contra las tres activistas de la organización feminista FEMEN --dos de nacionalidad francesa y una de nacionalidad alemana-- arrestadas el miércoles frente al Tribunal Superior de Túnez tras protestar en 'top less' para solicitar la liberación de Amina Tyler se celebrará el 5 de junio, según ha informado FEMEN.

Este viernes, el tribunal ha decidido presentar cargos por "ataques contra la moral pública", que se suman a los ya presentados por "comportamiento inmoral", con lo que la pena máxima a la que se exponen las activistas asciende de seis meses a un año en caso de ser declaradas culpables.

"Dado el creciente peso de la 'sharia' (ley islámica) en el Túnez moderno, los derechos de las mujeres y la democracia pueden ser condenados a penas de cárcel", ha valorado FEMEN a través de su perfil oficial en Facebook.

El grupo ha asegurado, citando fuentes de los consulados francés y alemán en el país árabe que las activistas, identificadas como Marguerite, Pauline y Josephine, "están encarceladas en unas condiciones totalmente anti higiénicas". "No pueden ducharse, la Policía ha retirado sus ropas y visten con harapos prestados", ha agregado.

"Las activistas están aisladas del mundo, están sometidas a presión psicológica e intimidación. Por ejemplo, son sometidas a movimientos prolongadas por la ciudad en un vehículo policial cerrado, la Policía no les habla en francés y solo reciben información a través de sus consulados", ha resaltado FEMEN.

Asimismo, ha renovado su llamamiento "a todas las mujeres del mundo" para que "se levanten y luchen con sus pechos contra la 'sharia' y la violencia en favor de la democracia y la libertad de las mujeres".

El jueves, la organización feminista acusó al Gobierno de "mantener detenidas de forma ilegal" a cuatro activistas de la formación y solicitó su liberación "inmediata".

Asimismo, recordó que un tribunal tunecino impuso el miércoles penas de prisión suspendidas contra 20 personas por su participación en el ataque perpetrado contra la Embajada de Estados Unidos en septiembre de 2012, en el marco de la ola de protestas por la polémica película 'Inocencia de los musulmanes'.

Cuatro personas murieron y decenas resultaron heridas después de que la Policía abriese fuego contra los manifestantes, que rompieron ventanas, arrojaron cócteles molotov e iniciaron incendios en la Embajada estadounidense.

"FEMEN toma nota del hecho de que, para las autoridades tunecinas, nuestras 'yihadistas' del 'top less' sean más peligrosas que los terroristas armados. Por ello, informamos al Gobierno tunecino de que habrá más y más pechos contra él", manifestó.

CASO CONTRA TYLER

El juicio contra las tres activistas coincidirá con que se celebrará contra Tyler, que hasta el momento ha sido multada con 300 dinares (alrededor de 140 euros) por poseer un espray pimienta en el momento de su detención el 19 de mayo en la localidad de Kairuán.

El arresto se produjo después de que realizara una pintada en el muro de un cementerio cercano a una mezquita en la localidad en protesta contra el grupo salafista Ansar al Sharia, que tenía previsto celebrar ese día un evento anual en la ciudad pese a no contar con el permiso del Gobierno.

Tyler compareció el jueves ante el tribunal, que decidió que la activista permanezca bajo custodia y aplazar hasta el 5 de junio su pronunciamiento sobre los cargos de profanación de un cementerio y dañar la moral pública.

La sesión estuvo rodeada de un clima de tensión y antes y durante la misma cientos de salafistas se han concentrado frente al tribunal para corear eslóganes contra Tyler y FEMEN. Asimismo, un pequeño grupo de ellos se enfrentó a los guardias de seguridad e intentó irrumpir en la sala.

En total, cinco abogados, tres mujeres y dos hombres, participaron en la vista para defender a la activista de FEMEN. Durante la misma, argumentaron que la pintada 'FEMEN' en el muro del cementerio de Kairuán no tiene un contenido ofensivo, ya que únicamente significa 'mujer'.

Asimismo, rechazaron los cargos por posesión del espray pimienta y explicaron que lo portaba porque temía por su seguridad y que la ley que cita la acusación data del siglo XIX y no hace referencia al producto que llevaba Tyler.

Por su parte, el Ministerio de Asuntos Religiosos de Túnez condenó las protestas de FEMEN y las tildó de "provocativas" y de "contrarias a la moral y los valores de los tunecinos musulmanes".

Así, solicitó al Gobierno que actúe con firmeza ante las mismas y describió a las manifestantes como "irresponsables" y "temerarias", al tiempo que pidió a la población "que no caiga en la provocación".

LA FIGURA DE AMINA TYLER

Tyler fue situada en el centro de la polémica tras publicar en marzo una fotografía desnuda de cintura para arriba y subirla a Facebook para respaldar a FEMEN.

Tras ello, el imam tunecino Adel Almi emitió una 'fatua' --pronunciamiento legal no vinculante en el Islam-- condenando a la joven a ser latigada en cien ocasiones y lapidada hasta la muerte.

Almi afirmó que Tyler "quería destacar y llamar la atención posando desnuda". "Esto significa que ya no tiene nada que perder y no puede ser consciente de la sacralidad de la mujer. Estas situaciones han de ser reprimidas para evitar eventuales catástrofes", agregó.

El imam es una figura controvertida que encabeza la Asociación Centrista de la Sensibilización y la Reforma y que en los últimos meses ha provocado varias polémicas en el país.

Si bien la 'fatua' es un edicto no vinculante a nivel legal y no implica una condena administrativa, sí podría provocar que una persona que exprese su adhesión al texto la utilice como justificación para llevar a cabo el castigo impuesto por Almi.

Desde la caída del Gobierno de Zine el Abidine ben Alí se ha registrado un resurgimiento de movimientos islamistas de corte radical, que abogan por una interpretación estricta de la 'sharia' y que han azuzado y protagonizado ataques contra personalidades laicistas e izquierdistas del país, así como contra edificios y símbolos de otras religiones.

Uno de los principales caballos de batalla de las fuerzas reformistas del país, que encabezaron las manifestaciones contra Ben Alí pero que no consiguieron imponerse en las elecciones debido al respaldo con el que cuentan las formaciones islamistas en los núcleos rurales, es el impulso de los derechos de la mujer y de las libertades civiles.

FEMEN

La polémica en torno a FEMEN y a sus actos no es nueva, ya que sus protestas han desencadenado múltiples reacciones encontradas en los últimos años. El grupo, fundado en 2008, se hizo conocido por sus actos de protesta en 'top less' contra el turismo sexual en Ucrania, las instituciones religiosas, las agencias de matrimonio internacionales y el sexismo, entre otros temas.

El mayor escándalo estuvo protagonizado por la cofundadora del grupo, Inna Shevchenko, quien derrumbó una cruz ortodoxa en Kiev erigida como monumento a los católicos del Este que fueron víctimas de la persecución soviética como gesto de protesta por la condena contra tres miembros de el grupo femenino de punk ruso Pussy Riot.

FEMEN se define como "una organización de mujeres activistas en 'top less' que defienden su igualdad sexual y social en el mundo". "FEMEN es el fundador de una nueva ola de feminismo del tercer milenio y tiene seguidores en todo el mundo", apunta en su página web.